Seleccionar página

Dicen que la maternidad cambia la vida y sí, existe una transformación emocional, pero también en nuestra rutina y responsabilidades.

madre agotada 4

La mayoría de las madres mexicanas trabaja y a eso, hay que sumarle los quehaceres, las necesidades de los hijos, las reuniones de los fines de semana; algo muy agotador. A pesar de ello, hay quienes no cambiarían esta etapa por nada del mundo; por eso aquí te damos algunas sugerencias para reducir el cansancio:

Desayuna

Es la comida más importante del día. Cuando la omites, bajan tus niveles de azúcar en la sangre, lo cual afecta tu energía y se refleja en tu estado de ánimo y la capacidad para pensar con claridad.

Bájale a las tazas de café

Se cree que éstas nos mantienen despiertas, pero en realidad la cafeína tiene un efecto diurético. La clave está en tomarlo con moderación y cuando lo consumas trata de alternarlo con un vaso de agua para mantenerte hidratada.

Durante el insomnio, no mires el reloj

Cuando lo haces, tu mente registra ese dato y comienza a trabajar cuando en realidad, debería estar descansando. Si necesitas levantarte para atender a tu hijo, simplemente no veas la hora, sólo asístelo y vuelve a la cama.

madre agotada 1

Ejercítate

Quizá te preguntes a qué hora, pero en realidad es una gran inversión para tu bienestar. Hazlo por la tarde, así la temperatura de tu cuerpo se elevará durante la actividad, luego bajará en el resto del día y te hará sentir somnolienta y relajada a la hora de acostarte. Comienza con una caminata de 10 minutos y trata de aumentarla hasta 30 o una hora diaria.

Pide ayuda

Admitir que necesitas apoyo no tiene nada de malo. Habla con tu pareja sobre la asistencia de alguien más o trata de repartir los deberes de la casa entre ambos.

Desconéctate

Literal, olvídate de revisar el correo del trabajo o las redes sociales desde tu cama. De preferencia, mantén la computadora fuera de la habitación, tu celular en el cajón y aleja otros artículos que te estimulen en lugar de tranquilizarte.

madre agotada 3

Di “no” de vez en cuando

Valórate, no tienes que cumplir las expectativas o demandas de todos. Ten un calendario o agenda en donde determines tus prioridades y compromisos, esto te ayudará a respetar lo que puedes o no hacer.