Seleccionar página

Por costumbre o simplemente porque desconocemos sus usos y sus propiedades, solemos desechar algunas porciones de nuestros ingredientes al cocinar; sin embargo, para comer más sano y barato, puedes aprovechar al máximo los nutrientes dejando de tirar los siguientes alimentos.

apio 5

Hojas de apio

Con frecuencia utilizamos sus tallos sin saber que sus hojas pueden ser ingredientes muy aromáticos y sabrosos que tanto crudos como cocidos son fuente de muchos nutrientes, así como de un gran sabor. Se pueden utilizar en sopas o caldos, guisados o ensaladas.

Tallos de brócoli y coliflor

No sólo podemos usar sus flores, sino también sus tallos, lo cuales cocidos al vapor tienen iguales propiedades que las flores e incluso, pueden ser fuente de mayor cantidad de fibra y prebióticos para el organismo. Si no deseas consumirlos juntos, puedes saltearlos con ajo y pimientos.

Cáscara de cítricos

Solemos desechar la piel de la mayor parte de los cítricos, pero con ellas podemos elaborar confituras, mermeladas y hasta saborizantes para diferentes platos. Son fuente de vitamina C, antioxidantes y fibra que no podemos desaprovechar. Unas cascaras de naranja o limón bien lavadas previamente quedan perfectas para infusionar bebidas y salsas.

piel manzana

Piel de manzana y pera

Sobre todo cuando cocinamos, retiramos la piel de este tipo de frutas, pero si las limpiamos bien su presencia puede dar más consistencia, color y nutrientes a pasteles, frutas asadas u otro tipo de platos.

Semillas de calabaza

Tal como otras semillas, las que solemos desechar cuando consumimos calabaza son fuente de grasas buenas, magnesio, potasio y vitamina E, por lo que, podemos lavarlas y tostarlas u hornearlas para después, añadirlas a ensaladas o simplemente, consumirlas entre horas a modo de snack saludable.