Seleccionar página

Muchas madres se preguntan cuándo comenzar a hablar de sexo con sus hijos y si hacerlo verdaderamente tiene sentido.

hijos sexualidad 1

Hablar de sexualidad con nuestros hijos realmente hace una diferencia. Muchos adolescentes y adultos jóvenes suelen nombrar a sus padres como la mayor influencia en sus decisiones sobre el sexo, y quienes dicen tener buenas conversaciones de este tema con sus padres suelen actuar más responsablemente, como retrasar su actividad sexual, usar protección y anticonceptivos, o tener menos parejas.

Lo mejor es ayudarlos a ver el tema de la sexualidad con naturalidad desde niños, desde el momento en que ellos preguntan, y esto incluye una amplia gama de temas tales como la apariencia del cuerpo masculino y femenino y su funcionamiento, cómo se engendra y gesta una ser humano, los tipos de relaciones sexuales, qué relaciones serían saludables o no, cómo prevenir el embarazo y las enfermedades de transmisión sexual, y todo lo que ellos quieran saber.

Lógicamente, no se debería explicarles todo junto sino a medida que pregunten y sin importar cuán pequeños sean, por lo que de nada sirve responderles con evasivas o mentiras. Para algunos padres, hablar con sus hijos sobre sexualidad no siempre es fácil, especialmente si son adolescentes; sin embargo, el esfuerzo y la preparación valen la pena, porque hablar de estos temas con nuestros hijos nos ayuda a construir lazos fuertes con ellos y contribuye a que ellos puedan establecer expectativas claras y ciertos límites.

hijos sexualidad 4

Ha sido demostrado que hablar de sexualidad con nuestros hijos desde el momento mismo en que ellos quieren hacerlo les ayuda a llevar una vida saludable y gratificante en este aspecto tan importante de la vida humana. Lo mejor es comenzar a hablar con los niños sobre la sexualidad en la primera infancia.

Quizá te resulte incómodo al principio, pero se hace más fácil con el tiempo, la buena preparación y la práctica. Si no sabes cómo abordar el tema con tus hijos, te damos estos tips:

Reconoce que los tiempos han cambiado

Si la conversación la diriges solamente hacia tus tiempos, tus hijos no querrán hablar de sexo o no te escucharán completamente. Debes ser consciente que hoy en día todo ha cambiado, las relaciones, los tiempos, la tecnología. Informarte podría ser una buena manera de acercarte a tus hijos para conversar sobre temas de sexo y hacer preguntas que ayuden a entablar esa conversación tan complicada.

hijos sexualidad 2

Evita comenzar las conversaciones con un NO

Si comienzan las frases con un “NO”, tus hijos estarán predispuestos a una conversación negativa, en la que seguramente solo haya órdenes o advertencias. Las conversaciones de sexo deberían ser amenas. Comenzar las conversaciones con otras palabras más cordiales puede ser positivo para la charla.

Inculca valores

Los valores son muy importantes para la vida de todos. Si les inculcas los valores del respeto, los límites, el amor, mediante una certera y profunda conversación con ellos, podrán absorber los valores que toda pareja o toda relación sexual debería tener.

Preguntar mucho

Comenzar una conversación sobre sexo con nuestros hijos puede ser complicado. Estar atento y preguntar mucho sobre los temas que ellos hablan o sobre programas que miran puede ser un buen punto de partida para hablar con ellos.

hijos sexualidad 3

Sé amigo de los medios de comunicación

¿Estás en contra de las campañas publicitarias que denotan altos contenidos de sexo? Aunque no lo creas pueden servirte de disparadores o de ayuda para conversar con tus hijos de sexo. Expresar lo que piensas y escuchar qué es lo que ellos piensan de ese comercial y poder debatir juntos es una muy buena forma de hablar de sexo.