Seleccionar página

Los negocios pequeños son la columna vertebral de nuestro país. Crean trabajos y se les ocurren nuevas maneras de hacer las cosas, además de que ayudan a que el dinero se quede en la comunidad.

emprendedor vs negocio 1

No obstante, existe una pequeña confusión respecto a los términos de dueño de pequeñas empresas y un emprendedor. No es que uno sea mejor que otro, pero sí existe una diferencia que tiene que ver con los estilos y pensamientos para dirigirlos.

Los pequeños negocios tienen una buena idea. Resuelven el problema de la comunidad. Conocen su negocio y a su audiencia. Saben lo que hará felices a sus consumidores. En cambio, los emprendedores piensan a lo grande. Se les ocurren ideas que no han sido probadas, diagnosticadas o trabajadas. Muchas veces no saben si son posibles, lo que los emociona aún más, y apuestan por lo incierto.

Otra cosa que los diferencia es que los dueños de pequeños negocios se mantienen firmes. Quieren saber lo que sigue y de dónde viene. Toman decisiones calculadas donde el resultado es claro. Éste puede no ser grande, pero típicamente lo mantendrán a flote. En cambio, el emprendedor ama el riesgo. Se para frecuentemente en la punta de un risco alto para saltar con ambos pies sabiendo que si pone todo su esfuerzo, todo valdrá la pena.

emprendedor vs negocio 3

Por lo general, los dueños de pequeños negocios piensan sobre las cosas que necesitan terminar esta semana. Tienen largas listas de pendientes y manejan a los empleados, trabajan con clientes, se conectan con ellos y mantienen todo bajo control. El emprendedor trabaja a un mediano plazo, es decir, planea todo seis meses antes y se enfoca en el futuro de la empresa. Tiene a personas que se hacen cargo del negocio y si no, pronto las tendrá.

Finalmente, los dueños de pequeños negocios son sentimentales. Nunca planean vender o dejarle su negocio a alguien que no sea familia. Les gusta tomar las decisiones y llevar el día a día.

Por su parte, los emprendedores se enfocan en escalar y quieren crecer. Aunque no se enfoquen en vender el negocio, se preparan para correr sin él. Se rodean de expertos e intentan ser buenos líderes.