Seleccionar página

Mucho antes de que Pixar marcara las pautas de la creación de dibujos animados en el presente, a comienzos de la década de los cuarenta, los estudios Disney crearon su obra más extrema, diferente, poética y hasta psicodélica de cuantas realizaron en el tiempo. El amor a la música clásica se fusionaba con las ilustraciones de la factoría para traernos “Fantasía”.

fantasia 1

Estrenada el 13 de noviembre de 1940, esta inolvidable película de Walt Disney está compuesta por un total de ocho cortos animados acompañados de célebres partituras de música clásica, como son “El Cascanueces” de Tchaïkovski, “Tocata y Fuga en re menor” de Bach, “Ave María” de Schubert, “El aprendiz de brujo” de Paul Dukas o la célebre “Sexta Sinfonía” de Beethoven.

La película iba a ser en principio un corto. El proyecto comenzó cuando Walt Disney se encontró con el director de la orquesta de Filadelfia, Leopold Stokowski. Disney le comentó que tenía pensado crear un corto donde el alter ego y personaje principal de Disney, Mickey Mouse, es el protagonista en “El aprendiz de mago”, basado en un poema de Goethe del siglo XIX, y que relata como los esfuerzos de un inexperto Mickey por solucionar sus problemas con la magia acaban en catástrofe.

Pero aunque la música es lo que guía la animación, los dibujos están pensados también para subrayar las melodías. “Fantasía” es un viaje a través de la imaginación de los dibujantes, con centauros danzantes, dioses griegos y animales en el espacio que dan forma visual a los paisajes que evoca la música.

Stokowski dirigió a la Orquesta de Filadelfia y Disney desarrolló un nuevo sonido estéreo de tres pistas, Fantasound, que se instó a las salas de cine a instalar para el estreno de la película.

fantasia 3

Por desgracia, la película fue un desastre financiero para Disney, lo que contribuyó a que entrara en bancarrota unos pocos años después. En las décadas que siguieron al estreno, el director de la compañía consideró a “Fantasía” como un error, pero probó estar adelantada a su tiempo.

En medio de la cultura psicodélica de 1969, su vuelta a los cines hizo que “Fantasía” se convirtiera en un filme de culto. Con el paso de los años la película llegó a nuevas generaciones que ya no la consideraron un producto excéntrico, sino una obra de arte visionaria.