Seleccionar página

En 1991, hablar de VIH-SIDA era tabú. Aunque ya se sabían las vías de contagio y habían salido a la luz los casos de varias personas públicas que eran portadoras del virus y el desarrollo posterior de la enfermedad, aún reinaba la idea de que se trataba de un mal que solo padecían las personas homosexuales.

magic johnson 2

No obstante, en noviembre de ese año, una noticia hizo que la visión hacia esta enfermedad cambiara y que la gente comenzara a ver que el SIDA, si da a cualquier persona, sin importar su preferencia sexual.

Con una altura de 2.06 metros, Earvin “Magic” Johnson cambió la concepción de un deporte que pedía a gritos una renovación. Considerado uno de los mejores jugadores de todos los tiempos en la duela, se caracterizó por su facilidad anotadora, su liderazgo dentro y fuera de la cancha, y su capacidad para mejorar el juego del equipo gracias a su gran facilidad para el pase, categoría en la que encabezó las estadísticas de la liga durante buena parte de su carrera.

Desde 1979, cuando se enfundó la casaca púrpura y dorada de los Lakers de Los Ángeles, “Magic” Johnson se convirtió en uno de los basquetbolistas de moda. Su gran imaginación dejaba bocas abiertas en cada pabellón que visitaba. Una nueva era se cernía sobre la NBA y él fue uno de los principales responsables de darle un giro brutal al “deporte ráfaga”.

Sus magistrales actuaciones le valieron para consolidar el mote de “Magic” que se había labrado durante su etapa en la universidad. Se llegó a convertir en una de las personas más influyentes de la glamorosa ciudad de Los Ángeles. El ídolo de jóvenes que querían convertirse en un jugador de baloncesto tan grande como era él.

Con los Lakers, alcanzó cinco títulos de la NBA, jugó nueve Finales y fue acreedor de varios premios individuales como el MVP de la Temporada y MVP de las Finales, en tres ocasiones, más dos MVP en el Juego de Estrellas de 1990 y 1992. Disputó 12 All-Star Game, fue incluido en nueve temporadas en el mejor quinteto de la liga y una vez en el segundo quinteto, y lideró la temporada regular en asistencias cuatro veces, además de formar parte de aquel mítico “Dream Team” de Estados Unidos que ganó el oro en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, barriendo a sus rivales.

La vida de Earvin era de color de rosa y nadie podía imaginar que ésta daría un vuelco de 180 grados el 6 de noviembre de 1991. Los Lakers se encontraban en Salt Lake City cuando “Magic” recibió la noticia más devastadora: “Magic, te hemos detectado VIH”. La sensacional carrera de Earvin Johnson había tocado a su fin y anunció su retirada para enfrentar un nuevo desafío contra un huésped no esperado.

magic johnson 3

“A veces uno no da importancia a las noticias en este sentido y piensa que nunca le va a ocurrir a él. Crees que solamente le sucede a los homosexuales y jamás a uno mismo”, dijo en aquella rueda de prensa. “Le puede suceder a cualquiera. Que le ha sucedido a Magic Johnson. Todo el mundo debe estar avisado y tener cuidado”, dijo.

A partir de ahí, Earvin se sintió apartado del mundo, discriminado por sus propios compañeros, pues la desinformación reinaba en esa época, pero Johnson comenzó a hacer apariciones públicas para hablar ante jóvenes de todo el mundo sobre el VIH y el SIDA, y la OMS lo señaló como un ejemplo para que los enfermos supieran que pueden hacer vida normal.

En la actualidad, “Magic” Johnson es un empresario exitoso, posee más de 125 cafés, una decena de cines, una cadena de restaurantes y varios gimnasios construidos a lo largo de todo Estados Unidos, además de ser invitado como comentarista durante la temporada de la NBA en varias cadenas deportivas.