Seleccionar página

Desde hace años se tiene la creencia de que las dietas bajas en carbohidratos son las más eficaces, pero antes de comenzar una, conoce los principales mitos que rodean a este tipo de alimentos.

carbohidratos 1

Los carbohidratos te hacen engordar

Ya es hora de que acabemos con este tonto, pero muy extendido mito. Hemos hablado en otras ocasiones de que existen carbohidratos buenos, o complejos, y carbohidratos malos, o simples. Los carbohidratos son la fuente principal de energía que requiere tu cuerpo y tu mente para trabajar. Tampoco creas que el llenarte de pan antes de un examen o de una importante junta de trabajo te dará todas las respuestas como por arte de magia, pero definitivamente lograrás concentrarte mejor si incluyes en tu dieta diaria cereales integrales, pastas, frutas y verduras.

Cambiar los carbohidratos por proteínas te hará perder peso

Es cierto que las proteínas son responsables del crecimiento de los músculos, principalmente, pero al no comer suficientes carbohidratos, tu cuerpo buscará energía de otras fuentes, transformando las proteínas en glucosa para mantenerte de pie durante el día. El resultado de este intercambio innecesario es la reducción del “guardadito” de proteínas, afectando la masa muscular y alentando la tasa metabólica. En palabras más sencillas: quemas menos calorías, por lo tanto, aumentas de peso.

carbohidratos 3

Todos los carbohidratos son azúcares

A pesar de que los carbohidratos sí contienen algún tipo de azúcar, la idea de que todos los carbohidratos aumentan los niveles de azúcar en la sangre es errónea. Técnicamente, azúcar se refiere a la glucosa, galactosa y fructosa, y no al azúcar de mesa que conocemos, así que decirle a la gente que los carbohidratos se convierten en azúcar es incorrecto. No es lo mismo comerse un dulce que una papa.

Las dietas bajas en carbohidratos funcionan

Al principio probablemente bajes rápido de peso en una dieta baja en carbohidratos, que es la principal razón por la que la gente se emociona y empieza a comprar kilos y kilos de filete de salmón para sustituirlo por un cereal integral; pero esa baja de peso solo durará poco tiempo. Quemar grasa sin ingerir carbohidratos hace que se produzca una sustancia llamada cetona. Las cetonas son responsables de disminuir el apetito, pero esto puede ser peligroso a largo plazo porque los niveles altos de cetonas pueden reducir la masa mineral en los huesos, dejándolos frágiles y débiles.

Lo ideal cuando buscas perder peso es evitar la palabra dieta y evitar pensar que se tratará de una situación temporal, ya que una alimentación sana y balanceada debe ser un estilo de vida y debes buscar seguirla la mayor parte del tiempo para lograr resultados increíbles no solo en tu cuerpo sino también en tu salud a corto, mediano y largo plazo.