Seleccionar página

En estas fechas celebramos a nuestros fieles difuntos, y en nuestra ofrenda no puede faltar el “Pan de Muerto”, pero… ¿sabes su origen y qué representa cada una de sus partes? Aquí te contamos:

pan-de-muerto-5

Es una tradición que se remonta a tiempos prehispánicos, y cuenta la leyenda que una princesa debía ser ofrecida a los dioses, su corazón aun latiendo se introducía en una olla con amaranto y después, quien encabezaba el rito, mordía el corazón en señal de agradecimiento a un dios. Los españoles rechazaron ese tipo de sacrificios y elaboraban un pan de trigo en forma de corazón bañado en azúcar pintada de rojo, simulando la sangre de la doncella. Así surgió el pan de muerto.

Éste ha sufrido varios cambios a través de los siglos, en su forma y receta,  hasta llegar al pan de muerto que conocemos actualmente, el cual representa :

  • La “bolita” central simboliza el cráneo del difunto.
  • Tiene sabor y olor a azahar en honor a los que ya se han ido.
  • Los que llamamos “huesitos” son 4, que indican los rumbos del universo, los 4 puntos cardinales dedicados a 4 dioses: Quetzalcóatl, Xipetotec, Tlaloc y  Tezcatipoca y las lágrimas derramadas por ellos.
  • Su forma circular representa el ciclo de la vida y la muerte.

¿Interesante, verdad? Ahora sí, listo para disfrutar un delicioso pan de muerto con su respectivo chocolate caliente.