Seleccionar página

Tlalnepantla es uno de los municipios más cosmopolitas de todo el Estado de México, donde conviven cuatro épocas en perfecta armonía: la prehispánica, la colonial, la porfiriana y la contemporánea. 

catedral tlalnepantla 2

Respecto de la vida colonial, uno de los más hermosos ejemplos del estilo barroco está en la Catedral de Corpus Christi, construida por las manos expertas de los indígenas y consagrada el 23 de agosto de 1964.

Anteriormente se fundó en el lugar el Convento de San Francisco, levantado por la orden franciscana en 1525. Posteriormente comenzó a ser construido un templo de techo plano, con vigas de madera, cuya altura era mucho menor que la actual, el cual llevó por nombre Corpus Christi.

Después de un incendio en 1666, la construcción sería modificada en su estructura y arquitectura. Durante el temblor de principios del siglo XX, el edificio sufriría grandes daños, por lo cual hubo la necesidad de efectuar reparaciones que se pueden constatar en las paredes del lado norte.

Se trata de un templo de nave de cañón corrido, con la disposición clásica de los monasterios del siglo XVI, con una nave central, adosada a un claustro y un atrio a las afueras de ambos edificios. En su porciúncula o puerta norte fueron grabados por manos indígenas los glifos de los pueblos de Tenayuca y Teocalhueyecan, que fueron congregados por los frailes franciscanos en medio de ambos pueblos, formando Tlalnepantla, “tierra de enmedio”.

catedral tlalnepantla 3

En el claustro se conservan pinturas de estilo tequitqui en los nichos y cenefas. Además, en el piso superior del claustro se localizan las oficinas del Arzobispado. Aún se puede observar un reloj de sol en la parte superior del claustro.