Seleccionar página

Mujer temida sí existe y popularmente se le llama “suegra”. A las suegras nadie las elige y vienen como un regalo. Así como puede tocarnos una suegra estupenda, simpática, adorable y que nos quiere como a un hijo más, también corremos el peligro de que nos haga sufrir con sus celos de “mamá gallina” o se entrometa en nuestra relación con su hijo o hija.

suegra 3

Si de por sí nadie elige a los padres que le tocan, mucho menos a los progenitores de nuestra pareja. Así que si lamentablemente tienes que lidiar con una suegra con la que no te llevas muy bien, te damos unos consejos útiles para mejorar la relación con ella:

Ignora las pequeñas diferencias

Si alguna vez te ha pasado que tu suegra hace un comentario negativo sobre algo que le regalaste a tu pareja, no hay que enfrentarla y tomar la situación con humor ignorando esos detalles en los que nunca te pondrás de acuerdo.

Sabemos que es difícil hacer como si nada cuando estamos realmente enojados, pero ante situaciones como esas hay que mantener la calma y sonreír. Son parte de las reglas del juego y les irás restando importancia, a fin de mantener un vínculo sano y cordial.

Organiza un encuentro

Tal vez no se conocen demasiado y por eso crees que hay rivalidad entre amb@s. Se puede organizar alguna actividad que puedan disfrutar para conocerse más. Esta iniciativa le caerá muy bien y aumentará la confianza.

suegra 2

Considera que aman a la misma persona

Si notas que la mala relación con tu suegra no tiene remedio, plantéale una seria conversación. Ambos aman a la misma persona; una como madre y nosotros como nuestra pareja. Esa es la principal razón para que hagan el intento por un vínculo lo mejor posible.

La suegra siempre será la suegra y si la gente no cambia, ella tampoco. Lo ideal es aceptarla como es y hacer todo lo posible para tener la mejor relación. Eso es clave también para que nuestro matrimonio o noviazgo se mantenga en armonía y no haya roces por culpa de una rivalidad con la suegra.