Seleccionar página

En época de calor o frío, en la noche o por la mañana, al aire libre o en tu casa, ¿los mosquitos siempre molestan a ti o a tu familia? La solución está en tus manos. Te decimos algunas opciones que puedes realizar desde la comodidad de tu casa con materiales simples. Toma nota.

corte de botella

Los materiales que necesitas son:

  • Una botella grande de plástico
  • 50 g de azúcar
  • 1 gramo de levadura de panadería
  • 200 ml de agua
  • Cinta adhesiva
  • Un cartón, papel o cartulina de color negro
  • Un recipiente para calentar

Si ya los tienes listos, comencemos.

Primero debes cortar la botella por la parte superior, dejando separada la parte en forma de embudo. No la tires porque más adelante la vas a necesitar.

cortar botella

Después debes poner a calentar el agua en la estufa (hasta que llegue a 40 grados) y mézclala con el azúcar. Cuando se disuelva el azúcar déjala enfriar.

azucar

Cuando esté fría el agua con azúcar, vierte el líquido dentro de la mitad con fondo del envase de plástico.

Ahora añade la levadura sin mezclar, así la reacción con el azúcar durará un tiempo más. La levadura con el azúcar producirá dióxido de carbono (C02), que es lo que atrae al mosquito.

embudo

En seguida coloca la parte superior de la botella invertida (con el pico hacia abajo a modo de embudo, no olvides quitarle la tapa), dentro de la otra parte de la botella que ahora tiene el agua con azúcar y levadura.

El paso siguiente es sellar los bordes con cinta adhesiva resistente, de forma que el CO2 salga solamente por el centro.

cubriendo

Por último, forra el recipiente con el papel negro, para que no se vea el interior. Ahora colócalo en un rincón, preferentemente sin luz y húmedo o colgado del techo.

¡Listo! Manda a volar a los mosquitos y cuida a tu familia de las enfermedades por picadura. No olvides cambiar la trampa cuando haya muchos mosquitos atrapados.