Seleccionar página

Muchas veces hablamos de la problemática que conlleva atravesar el período de la adolescencia para nuestros hijos; problemática que nos involucra, porque al tiempo que nuestros hijos ingresan en esta etapa, nosotros como padres también experimentamos cambios y enfrentamos nuevos desafíos.

emergencia adolescente 3

La adolescencia es un período que se caracteriza por la rebeldía, por jugar continuamente en esa frágil línea entre lo permitido y lo que no es; en descubrir las tentaciones no tan santas con que este mundo los quiere seducir. Nuestros hijos pueden verse tentados a experimentar con ciertas cosas que pueden dañar su salud, física y emocional.

Pero cuando el peligro puede estar en nuestro hogar, es mejor prevenir que lamentar. Por eso, hoy analizamos algunos elementos peligrosos en el hogar para los adolescentes. La información puede hacer la diferencia en el cuidado de nuestros hijos.

La canela, algo más que condimento

Seguramente tenemos en nuestra alacena de la cocina muchas especias. Son versátiles, coloridas y le dan a las comidas un toque especial. Pero en las manos de un adolescente que intenta algo más que una travesura, pueden volverse peligrosas.

El “reto de la canela” es conocido entre algunos adolescentes, y consiste en inhalar una cucharada de canela en menos de 60 segundos, lo que puede causar problemas respiratorios. Lo mismo ocurre con el chile en polvo.

Algunos adolescentes han intentado inhalar nuez moscada, ingrediente habitual en nuestra cocina. La nuez moscada contiene miristicina, una sustancia que inhalada en grandes cantidades, puede producir los mismos efectos alucinógenos de la marihuana.

Medicamentos y pegamentos

No es cuestión, con hijos adolescentes, de vernos obligados a tener los medicamentos y los pegamentos bajo siete llaves. Pero si comenzamos a notar cambios en el comportamiento de nuestro hijo, amistades que no son las habituales y se vuelve bastante huraño, no está de más revisar el botiquín de emergencias que seguramente tenemos en casa, al igual que el lugar donde guardamos los pegamentos y sustancias tóxicas para las situaciones de emergencia y controlar las cantidades que tenemos.

emergencia adolescente 2

Juegos peligrosos

Muchos han sido los casos sabidos de chicos que tienen contacto con armas de fuego y que por accidente terminan perdiendo la vida.

Cuando los adolescentes se reúnen, la imaginación les puede poner trampas engañosas en busca de diversión. Se han detectado casos de jóvenes que han presentado quemaduras graves por participar en el juego de “la sal y el hielo”, que consiste en poner sal en el brazo y encima un cubito de hielo, y soportar la mayor cantidad de tiempo. El lamentable resultado puede ser hasta quemaduras de segundo grado.

Mantengamos el diálogo abierto con nuestros hijos, estemos atentos a sus cambios de conducta y ante la menor sospecha de que nuestro hijo pueda estar consumiendo sustancias peligrosas para su salud, no dudemos en buscar ayuda profesional.