Seleccionar página

Actualmente, los teléfonos celulares se han apoderado de nuestras vidas; pocas veces los apagamos, siempre los tenemos a mano y son una extensión de la capacidad de comunicación.

celular trabajo 2

En un mundo donde las distancias son inexistentes y todo se encuentra al alcance de un clic, resulta necesario establecer límites sobre su uso en la empresa para mantener la armonía en el centro de trabajo, .

Aunque el teléfono celular se podría considerar una herramienta de trabajo, cada día es más común ver conversaciones y reuniones laborales interrumpidas por el sonido de un móvil, y son muchas las historias relacionadas a tonos de celular inapropiados, sin olvidar los casos de trabajadores que reciben gran cantidad de llamadas no relacionadas con sus labores, lo que genera distracciones de la función para la que fueron contratados.

Limitaciones de uso

Una de las maneras en que los propietarios de empresas pueden combatir el abuso del teléfono celular es mediante el establecimiento de límites en el uso del teléfono celular personal y de la empresa. Por ejemplo, limita el uso personal a los descansos, las comidas no empresariales y situaciones de emergencia, o emite una prohibición de teléfonos celulares en todo el local o en determinadas áreas

Política de teléfonos celulares

Una política por escrito que los empleados deben leer y firmar es crucial para la lucha contra el abuso del teléfono celular en el lugar de trabajo. Cuando verbalmente se dictan normas o no están todas en un solo documento, los empleados las interpretan o aseguran que nunca las recibieron. Una política detallada, escrita en lenguaje claro y sencillo que resume todas las reglas y las acciones disciplinarias potenciales es menos abierta a la interpretación y protege a la empresa.

celular trabajo 3

Supervisión del teléfono celular

La observación y el reconocimiento de acciones de los empleados también pueden ayudar a luchar contra el abuso del teléfono celular. El monitoreo revela quién está rompiendo las reglas y las áreas de tu política que permiten a los empleados eludirlas. Esta información puede ayudarte a entrenar o disciplinar a los infractores y hacer las revisiones de política para acabar con las lagunas. Además, los empleados tienen menos probabilidades de romper las reglas cuando les recuerdas que estás observando de cerca la forma en que utilizan horas de trabajo y la propiedad.

Recordatorios del lugar de trabajo

También se puede reducir el abuso del teléfono celular con recordatorios de una o todas las políticas en el lugar de trabajo. Un área permitida puede tener un cartel que muestra un teléfono celular o y una leyenda de “Teléfonos celulares permitidos”; lo contrario en las zonas prohibidas. Este tipo de recordatorios hacen que sea difícil para los empleados olvidar las políticas o sostener que desconocían las reglas mientras las rompían.

Acción disciplinaria

Una vez que estén las normas y recordatorios en su lugar, el refuerzo de las reglas también ayuda a combatir el abuso del teléfono celular. Cuando un empleado rompe las reglas, se deberá ejercer una acción disciplinaria para mostrar al empleado y al resto de tu personal que la política está para cumplirse. Los empleados serán menos propensos a romper las reglas de telefonía celular si saben que la política es más que una amenaza vacía.