Seleccionar página

¿Te imaginas cuántos gérmenes pueden estar reposando sobre el teclado y el mouse de la computadora, el mostrador de la recepción o las manijas de las puertas de la empresa donde trabajamos? ¡Miles! Por eso es tan importante mantener la higiene en el trabajo, que es prácticamente nuestra segunda casa.

limpieza oficina

Muchas personas, cuando llega la hora de salida, se van y al otro día cuando regresan a trabajar todo continúa en el mismo sitio, el mismo desorden y la falta de limpieza.

Antes de comenzar con el aseo, lo mejor es ordenar todo y desechar aquello que está roto o no utilizamos; así tendremos espacio para poner elementos nuevos o simplemente para optimizar el lugar de trabajo.

Estos son los cuatro lugares a los que hay que poner más atención en su limpieza:

Superficies

Una de las zonas de la oficina que más contaminación tiene debido a que nuestras manos están en contacto permanente con diferentes objetos, también las apoyamos sobre el escritorio; así, dedos marcados, grasosos, migas de alimentos, restos de bebidas que se han derramado y otras cosas se van adhiriendo.

Teléfono

Este es otro elemento contaminado, más aún si tenemos en cuenta que es un elemento que se comparte con otras personas en la oficina. Hay que tener presente que las personas depositan su aliento en el teléfono cada vez que hablan; también sus manos luego de haber tocado unas cuantas cosas a lo largo del día.

articulos contaminados oficina 1

Cesto de basura

Se supone que en el cesto de basura o papelera de una oficina sólo serán depositados papeles, pero por lo general hay restos de alimentos, chicles, latas de refrescos y otras tantas cosas que atraen a bichos e insectos.

Teclado de la computadora

Es un cúmulo de agentes contaminantes. Suponiendo que no se come sobre el teclado, hay otras cosas que contribuyen a que esté lleno de bacterias, como pestañas que caen, caspa, suciedad que tenemos en los dedos, sudor, entre otras cosas.