Seleccionar página

Los seres humanos son, ante todo, seres sociales. Por eso les gusta vivir en compañía de otros, tener una pareja, formar una familia, ser parte de un grupo de amigos, de un grupo laboral, etc. Es uno de los aspectos más importantes en la vida de una persona y por eso mismo una de las razones por las que más sufre. 

hombre pensativo 1

Es precisamente en este punto que todos generamos ciertas expectativas o nos hacemos una idea fantasiosa que conlleva un gran riesgo de desilusión y desencanto, además de otorgar mucho peso y responsabilidad por nuestro bienestar a algo, o alguien.

Estas son cinco razones que deberíamos poner en práctica para no esperar de la gente cosas que desearíamos y que nos podrían desilusionar:

Deja de esperar que las personas sepan lo que piensas

Es casi seguro que muchas de las cosas que se quedaron sin hacer o que los demás no hicieron, fue porque tú no dijiste nada. Muchas veces nos quedamos esperando que las personas nos lean la mente y hagan lo que estamos esperando que hagan. Error, nadie en este mundo puede leer los pensamientos, ni puede adivinar lo que estamos sintiendo si no lo decimos.

No esperar que los demás estén bien todo el tiempo

Todos creemos que somos los únicos que tenemos derecho a tener malos días. No nos damos cuenta que le respondemos mal a los demás o que nos volvemos groseros por un momento, pero cuidado te lo llegan a hacer a ti. Ahí si es como si nadie tuviera derecho a tener un mal día. Aunque tengamos un mal día, hay que tratar de responder de una manera educada y si otras persona nos responde de mala gana, antes de sentirnos ofendidos, hay que tomar un segundo para entender qué le pasa.

No esperar que nos traten bien si nosotros no lo hacemos

Suena hasta lógico, ¿no? Si no tienes respeto suficiente por ti, no te valoras y no te tratas bien, ¿cómo esperas que los demás lo hagan? No hay mucho que decir.

Todo el mundo tiene que hacernos feliz

No, no eres el centro del universo. Eres un ser humano más en un mundo de millones de personas que tiene que aprender en comunidad. Si eres de esos que no se preocupa por darle lo mejor de ti a los demás, aportarles un poco y ayudarlos a ser felices, pues no esperes que ellos hagan cosas para hacerte feliz. En la vida, la felicidad con otros es un juego de dar y recibir.

Que los demás llenen tus expectativas

Esa es la razón más común por la cual te “desencantas” de los demás. Resulta que no les das la oportunidad de ser ellos mismos, sino que para ti deben ser la idea que te hiciste de ellos en tu cabeza. Hay que valorar siempre a las otras personas por lo que son y no por lo que tú quieres que sean.