Seleccionar página

La mayoría de nosotros disfrutamos de unos días de descanso y de nuevo tenemos que regresar a la vida cotidiana. Por este motivo es importante que nos pongamos las pilas cuanto antes, sobre todo en los entrenamientos, ya que debemos retomar el ritmo habitual aunque de forma progresiva.

retomar ejercicio 1

Después de unos días sin realizar ejercicio y estando muy relajados es necesario que acudamos a entrenar con una predisposición adecuada para evitar problemas. Por este motivo, te recomendamos cuatro alternativas diferentes para acudir al gimnasio y comenzar a entrenar sin sufrir ni padecer en el intento.

Acostumbra el músculo

La más habitual que suele llevar a cabo cada uno de nosotros a la vuelta de vacaciones es comenzar a entrenar como antes de irnos. Esta opción puede ser acertada, pero debemos tener en cuenta que el músculo no se encuentra en las mismas condiciones que cuando nos fuimos, ya que hemos estado un tiempo sin entrenar. Por ello, es esencial que aunque realicemos la misma rutina, lo hagamos con cargas livianas que nos permitan acostumbrar al músculo de nuevo al ejercicio y evitar así sobrecargar y lesionarnos.

entrenamiento circuito 2

Circuitos de entrenamiento

Otra opción para regresar al gimnasio después de vacaciones consiste en realizar durante las dos primeras semanas un acercamiento no solo con pesos ligeros en cada uno de los ejercicios, sino además mediante la realización de circuitos de entrenamiento. Estos circuitos consistirán en ejercicios generales que toquen cada parte del cuerpo y cada grupo muscular para así adquirir de nuevo el tono y la fuerza, y poder regresar a un entrenamiento más convencional.

Clases grupales

La tercera forma de volver a la rutina que proponemos es a través de actividades grupales. Todos los centros deportivos ofrecen una gran variedad de alternativas que podemos aprovechar a la hora de regresar de nuevo a la rutina deportiva. Estas actividades no solo nos ayudarán a volver a recuperar el tono muscular, sino que además nos ayudarán a afrontar con más ánimo el regreso al gimnasio.

estiramientos 2

Estiramientos

La cuarta opción para retomar de nuevo los entrenamientos en el gimnasio y no morir en el intento es a través de la realización de estiramientos encaminados a activar la circulación de la sangre y mejorar así el estado de los músculos y la predisposición de estos para la realización de la actividad. Además de los estiramientos debemos realizar un calentamiento general en el que poco a poco incluiremos cargas que nos ayudarán a adaptarnos de nuevo.