Seleccionar página

Una separación suele ir acompañada de dolor, rencor y sufrimiento. En esas condiciones, cualquiera diría que no es posible mantener una relación amistosa con una expareja. Sin embargo, hay muchísimas que sí lo consiguen y, una vez superada la crisis, apuestan a construir un nuevo vínculo.

amistad truene 3

Lo real es que la mayoría de las veces, si las parejas terminan es por que algo estaba mal, y al menos necesitarán un tiempo para poder emprender una nueva forma de relacionarse. Dependiendo los términos en los que se dio la ruptura, siempre queda un cariño hacia la otra persona y una cantidad de recuerdos imborrables, y es necesario enfriarlos para no confundirse y lastimar a la otra persona.

Ser amigos o no ser luego de romper es una de las preguntas más difíciles a las que nos vamos a enfrentar. Si se terminó el amor realmente para ambos puede generarse el vínculo de la amistad, pero si tú o él siguen enamorados, es mejor no probar, al menos al principio, ser amigos, porque alguno de los dos saldrá lastimado.

Cuando las relaciones terminan muy mal ni siquiera es bueno plantearse esa posibilidad; lo mejor es hacer todo lo posible por olvidar y seguir adelante, pues de hacerlo, los problemas que surgían en la pareja probablemente resurjan al iniciar su amistad.

amistad truene 1

Lo mejor en estos casos es encontrar un punto medio como mantener una relación de amistad superficial, recordar y apoyar a la otra persona en momentos que fueron y son importantes, como su cumpleaños, o una fecha significativa. Recibir una llamada o un mensaje de alguien con quien se compartió tanto es muy emotivo.

Si se logra entablar una relación de amigos después de que haya pasado lo peor, es importante recordar ser un verdadero amigo y que cuando nuestra expareja pida consejo, no dejemos que los sentimientos del pasado nublen nuestro juicio. Debemos aprender a dar espacio y establecer límites muy claros para evitar hablar de cosas que solo crearían incomodidad.