Seleccionar página

El desenamoramiento es un proceso gradual en el que se producen sensaciones contrarias a la ilusión del amor inicial de una historia romántica y perfecta.
desamor parejas

En el desenamoramiento se experimenta el sabor amargo de la decepción, las virtudes se reducen y aumentan los defectos. Se acompaña por la frustración y el resentimiento, la persona se siente enfadada y triste por el tiempo que ha perdido en una historia cuyo final no ha sido feliz.

Estos son algunos síntomas del desenamoramiento:

– Pérdida de la alegría entre pareja.

– Ausencia de actos de cariño, elogios, regalos.

– Pérdida de atención de las necesidades espirituales, sexuales, económicas, domésticas o físicas de la otra persona.

– Intercambio de los recuerdos agradables de la pareja por experiencias negativas.

– Desgaste de la comunicación, ofensas y conflictos.

– Intolerancia ante los errores irrelevantes de la pareja.

– Las manifestaciones de amor son reemplazadas por expresiones de aburrimiento, ansiedad, depresión, indiferencia o tristeza.

Si te identificas con alguna de estas situaciones, tal vez sea necesario hacer un alto y replantearte si realmente deseas o vale la pena seguir con la persona con la que estás. No es justo ni para él/ella ni para ti continuar en una relación donde el amor se ha terminado o está a punto de hacerlo. Una relación que se basa en necesidad, agradecimiento, costumbre, miedo, etc. pero no en el amor, no tiene un buen futuro.