Seleccionar página

En nuestra vida diaria el concepto medir nos resulta familiar, todos hemos medido algo alguna vez. Hemos medido nuestra estatura con otro compañero, la velocidad en una carrera, el tiempo que nos lleva realizar un trabajo, la cantidad de agua que cabe en una botella, la temperatura de nuestro cuerpo, etc. 

greenwich 2

Desde las antiguas civilizaciones, las primeras mediciones del tiempo se hicieron a partir de observaciones astronómicas y durante mucho tiempo el cielo fue el instrumento principal de esa medición.

El 10 de agosto de 1675 se funda el Real Observatorio de Greenwich, una localidad no lejana de Londres, por orden del Rey Carlos II de Gran Bretaña, siendo su primer director el famoso astrónomo John Flamsteed, quien a pesar de la falta de fondos, construyó los edificios e instaló dos telescopios invirtiendo su propio dinero.

En aquella época, el principal trabajo del observatorio consistía en efectuar medidas astronómicas que sirvieran a los navegantes a resolver el problema de la determinación de la longitud en el mar, pero en 1884, con el fin de tener un meridiano de referencia y evitar complicaciones en la navegación y el comercio, el sitio fue elegido en una convención internacional para dividir en diferentes husos horarios el planeta a partir de la “Longitud 0”.

Después de la Segunda Guerra Mundial, a causa de las malas condiciones de visibilidad provocadas por los humos y las luces de la vecina capital, el observatorio fue trasladado a Herstmonceux, en Sussex; sin embargo, el viejo observatorio de Greenwich fue transformado y ahora es museo.