Seleccionar página

Windows 10 incluye una nueva función llamada Wi-Fi Sense, que está inquietando a varios.

sense2

La función permite a tus amigos conectarse a tu red inalámbrica sin necesidad de darles tu contraseña, y aunque puede sonar intrusiva, cuenta con aspectos que te dan control sobre tu red, siempre y cuando los conozcas.

Para empezar, debes saber que Microsoft activa Wi-Fi Sense por defecto en Windows 10, pero no comparte tus redes a menos que tú elijas hacerlo activando una casilla que indica: “Compartir mi red con mis contactos”.

Cuando compartes tu red, todos tus amigos de Facebook y tus contactos de Skype y Outlook podrán conectarse automáticamente a tu red Wi-Fi cuando sus equipos con Windows 10 estén dentro del rango de alcance. Y con Wi-Fi Sense no tendrán que teclear una contraseña para acceder (si tienen Windows 10).

Uno de los aspectos negativos es que Wi-Fi Sense no permite elegir con quien compartir la red, es decir, la compartes con todos tus contactos o con ninguno.

Otro aspecto negativo, y de los que más preocupación causan, es que cuando la gente adquiere acceso a tu red, pueden pasar toda clase de cosas malas. Podrían penetrar en otros dispositivos conectados en esa red, incluidos tu computadora y tu smartphone. Podrían robar información de tus dispositivos, tal como fotos, correos electrónicos y otra información personal.

Sin embargo, Microsoft afirma que si compartes tu red Wi-Fi casera a través de Wi-Fi Sense, tus contactos no tendrán acceso a otras computadoras, dispositivos y archivos almacenados en tu red; esto si apagas una función llamada “descubrir redes”, lo que impide que las computadoras de tus amigos detecten las otras computadoras y dispositivos que están conectados a tu red Wi-Fi.

Así que aún hay cabos sueltos que se deberán resolver lo antes posible sobre esta nueva función.