Seleccionar página

Seguro te ha pasado que llegas temprano a la oficina, listo para comenzar con tus tareas del día, la mejor actitud y disposición. Entre juntas, el celular, la comida, llamadas que atender y correos por contestar, volteas a ver el reloj y ahí están, esos números que se burlan de ti porque casi termina el día y tú no has hecho casi nada y lo primero que viene a nuestra mente es “horas extras”.

organizar tiempo trabajo 3

Pero no tires la toalla antes de tiempo, no te des por vencido, porque existen algunos trucos que pueden ayudarte a aumentar tu productividad dentro del trabajo sin tener que sacrificar tu tiempo libre:

Planeación diaria

La planeación resulta más efectiva si se hace al inicio de la jornada laboral o justo al final, ya que así tienes la oportunidad de actualizar tu agenda con los pendientes que hayan surgido durante la tarde y la noche. Te recomendamos dedicar una media hora a esta actividad, cuando llegues al trabajo o cuando falte poco para que salgas. Convierte esta acción en una rutina y te darás cuenta como las distracciones disminuyen, la lista de pendientes se hace más corta y tu energía y eficiencia aumenta.

Día sin citas ni salidas

Si tu trabajo involucra salir de la oficina, visitar clientes, asistir a presentaciones o cualquier otra actividad que implique abandonar el cubículo, entonces te recomendamos escoger un día de la semana en el que no agendarás citas o salidas. Esta sencilla acción hará una gran diferencia y así tendrás un día para dedicarte 100 por ciento a los pendientes, adelantar proyectos, reunirte con el resto de tu equipo de trabajo, además de que no cargarás con el estrés de andar de un lado a otro de la ciudad.

organizar tiempo trabajo 2

Convierte grandes tareas en pequeñas acciones

Si eres de las personas que necesita “breaks” con frecuencia, te recomendamos organizar tus proyectos por prioridad, eligiendo los más grandes y separándolos en acciones pequeñas; es decir, dedica 25 minutos a cada una de estas acciones y posteriormente toma un descanso de cinco minutos. Cuando cumplas cuatro tareas, toma un descanso de 15 a 25 minutos. Esta técnica te permitirá enfocarte efectivamente en una cosa a la vez, proporcionando “breaks” en los que recargas energía.

Espacio para los grandes proyectos

Cada persona es diferente y por lo tanto los momentos del día donde tenemos más energía, creatividad e iniciativa, son diferentes. Es importante que definas este momento de tu jornada laboral para que los grandes proyectos que tengas pendientes los realices durante ese tiempo. Si tus mejores ideas aparecen en la tarde, es más probable que los termines en menos tiempo y con resultados más positivos. El resto de las tareas del día, aquellas que son más tediosas y sencillas, realízalas durante los momentos donde te sientas menos inspirado.