Seleccionar página

Una decena de expertos aeronáuticos de Malasia llegaron ayer a la isla francesa de La Reunión para inspeccionar una parte de un ala que podría corresponder al avión desaparecido hace más de un año de Malaysia Airlines, informaron medios locales.

El fragmento, de dos metros de largo por uno de ancho aproximadamente, apareció la víspera en una playa del este de la isla, ubicada en el océano Índico.

Los restos “no han sido identificados” todavía, pero “ninguna hipótesis puede excluirse, incluido que proceda de un Boeing 777”, afirmaron las autoridades francesas.

De acuerdo con medios franceses, el ministro malayo de Transportes, Abdul Aziz Kaparvi, estimó luego de ver unas fotografías que los restos son de un Boeing 777 como el de Malaysia Airlines que desapareció en marzo de 2014.

La mañana de ayer la televisora privada francesa BFMTV reportó que los restos descubiertos la víspera en La Reunión corresponden a un Boeing 777, el mismo modelo de avión del desaparecido de Malaysia Airlines.

“En este momento ninguna posibilidad se excluye”, aseveraron por su parte fuentes de la Prefectura de La Reunión sobre la posibilidad de que los restos sean los del vuelo MH370 de Malaysia Airlines desaparecido en marzo de 2014.

Según la televisora, un equipo de la oficina de Investigación de Accidentes Aéreos (BEA por sus siglas en francés) ha sido enviado al territorio francés de ultramar para identificar los restos encontrados.

Según las fuentes, en el pedazo de ala encontrada hay suficiente material como para identificar al aparato al que pertenece, ya que cada pieza lleva un número de identificación.

El Boeing 777 del vuelo de la compañía de Malasia MH370 desapareció hace un año y tres meses cuando volaba de Kuala Lumpur a Beijing con 239 personas a bordo, la mayoría de nacionalidad china.

Pese a las búsquedas durante meses por miles de metros cuadrados en el océano Índico ningún resto del aparato fue encontrado.

Diversos analistas barajan la posibilidad también de que los restos encontrados puedan ser de otros dos aviones accidentados.

(ntx)