Seleccionar página

Los candidatos a la dirigencia del Partido Acción Nacional (PAN), Ricardo Anaya y Javier Corral, intercambiaron señalamientos durante su primer y único debate que sostendrán con miras a la elección interna del 16 de agosto próximo.

Anaya Cortés acusó a Corral Jurado de ser un hombre lleno de contradicciones y estar contra todo. Corral respondió y acusó a Anaya de representar al proyecto que llevó al PAN a tener los peores resultados electorales en los últimos 25 años.

En el debate moderado por la periodista Adriana Pérez Cañedo, Ricardo Anaya lanzó las primeros señalamientos al advertir a Javier Corral que no permitirá su discurso de ángeles y demonios, en el cual “los buenos están contigo y los malos contra ti”.

Advirtió que “sólo falta que cuando pierda la elección interna decida tomar avenida Reforma, pues se tiene una retórica al estilo de Andrés Manuel López Obrador”.

En la sede panista, sostuvo que en este debate se contrastan dos visiones: un proyecto violento de rebelión que representa Javier Corral, que significa “guerra entre nosotros mismos”, y el proyecto que propone una renovación en unidad para servir a México.

El diputado con licencia advirtió que el problema de Javier Corral es que se opone a todo, “a nosotros no se nos olvida tu oposición a nuestro presidente Felipe Calderón, nos acordamos de la polémica que surgió con tus diferencias”.

Aseguró que se está a tiempo para asumir una profunda regeneración del sistema político, al empezar por casa, por el PAN, con una regeneración con unidad interna, “basta ya de pleitos entre panistas, es tiempo de reencuentro y reconciliación”.

Reprochó que Corral Jurado en los últimos 25 años ocupara curules y escaños por la vía plurinominal.

Consideró que Corral en este debate preparaba los argumentos para justificar su derrota y acusó al senador de tener una narrativa de complot.

Al responder a su adversario en el proceso interno, dijo que Corral miente con su retórica rebuscada y rechazó tajante que utilizara recursos públicos de la Cámara de Diputados para promoverse.

Finalmente, agradeció a los liderazgos que lo apoyan, como Josefina Vázquez Mota, Ernesto Ruffo, Santiago Creel, Sonia Mendoza, entre otros.

En respuesta, Javier Corral acusó que quienes ahora se envuelven en el discurso de la regeneración son parte del deterioro del partido, que lo llevó al peor fracaso electoral en los últimos 25 años.

Aseguró que su proyecto representa el cambio y la candidatura de Anaya Cortés la continuidad, a quien acusó reiteradamente de utilizar los recursos públicos de la Cámara de Diputados para promoverse para la candidatura a la dirigencia nacional del partido.

Reprochó a Ricardo Anaya ser un peón que se presta a todo y tener un pragmatismo de escándalo, que no reconoce límites en negociaciones porque los principios no los conoce.

Aclaró que así como crítico a Vicente Fox y Felipe Calderón nadie como él los defendió en la tribuna, porque “yo no soy incondicional de nadie, no tengo compromisos aprobiosos, a mi no me palomeó mi planilla (Rafael) Moreno Valle. Mi lealtad es al partido”.

En ese sentido, se deslindó de actos de corrupción y de los “moches” y criticó la postura del PAN como oposición.

Dijo que le agrada que el puntero haya dedicado este debate a su persona, lo que a su juicio significa que Ricardo Anaya tiene miedo.

Indicó que Anaya Cortés no terminó alguno de los cargos que obtuvo, varios de ellos por designaciones cuestionables y representa la continuidad, “el consorcio ha sabido jugar una estrategia inteligente, han querido presentar un rostro fresco, joven”.

(ntx)