Seleccionar página

Ha llegado el momento de conocer a la familia de tu pareja y esto es porque la relación va realmente bien; sin embargo, esta puede llegar a ser una situación incómoda si es que somos presas del miedo y los nervios. 

familia pareja 3

Para que eso no nos llegue a pasar, aquí te presentamos unos consejos para que ese momento no se convierta en un “oso mundial”:

Investiga: Antes del gran evento, pregúntale a tu pareja que te cuente un poco sobre su familia para que estés mejor preparado. Esto es especialmente útil si piensas llevar un regalo o un pequeño detallito para sus padres, además de que la conversación será más sencilla. Si sabes lo que les gusta y lo que no les gusta, la plática será más relajada y evitarás hablar de cosas incómodas.

Pregunta: Seguramente su familia te hará una infinidad de preguntas, así que prepárate, pero tú también deberías preguntar. No quieres que parezca que solamente vas a hablar sobre ti misma, así que prepara un par de preguntas interesantes. De esta manera, ellos notarán que te interesa conocer el ambiente familiar y que tu relación va en serio.

Ayuda: No te quedes sentado y ofrece tu ayuda. Tal vez se nieguen, ya que eres la o el invitado, pero el simple hecho de ofrecerte a ayudar dará una muy buena impresión. Además, así evitarás las preguntas y los silencios incómodos al menos por un rato.

familia pareja 2

Evita las muestras de afecto: Tienes que recordar que las muestras exageradas de afecto quedan vetadas; esas son para cuando uno está en un ambiente más íntimo. Un par de besos en la mejilla de vez en cuando no tiene nada de malo, pero si la pasión comienza a subir, es momento de detenerse. Guárdenla mejor para otra ocasión en la que puedan estar solos.

Sé tú mismo: Obviamente es una buena idea que seas un poco más educado que de costumbre, ya que quieres dejar una buena impresión, pero tampoco exageres. La línea entre ser amable y ser falso es súper delgada, así que pon atención a lo que haces y dices.