Seleccionar página

Durante sesión ordinaria celebrada este jueves, el Consejo General del IEDF aprobó la destrucción de 10 toneladas de materiales electorales utilizados en la jornada comicial del pasado 7 de junio y que no podrán ser reutilizados en otros procesos.

material electoral

Por unanimidad, se acordó la destrucción de elementos plásticos de canceles modulares, urnas, bases porta urnas y, en su caso, cajas paquete electorales.

La destrucción se ordenó en acatamiento a lo establecido por el artículo 368 del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales del Distrito Federal, que mandata: “el Consejo General acordará lo necesario para la destrucción de la documentación y del material electoral, dentro de los seis meses posteriores a la conclusión del proceso electoral. Se podrá exceptuar de lo anterior el material que pueda ser reutilizado en otros procesos electorales o de participación ciudadana”.

El máximo órgano de dirección consideró conveniente llevar a cabo de manera inmediata la destrucción y desincorporación de las bases porta urnas, aún y cuando no haya concluido el proceso electoral, en razón de que, al haber sido fabricadas de cartón corrugado, la mayoría se encuentran dañadas y presentan humedad en su interior.

La presencia de humedad, se indicó, significa un riesgo, ya que al descomponerse genera contaminación al interior del almacén y atrae la presencia de insectos y roedores, además de representar un foco de cultivo de hongos y bacterias que ponen en riesgo la salud de los funcionarios que laboran en el Almacén de Materiales Electorales.

Mediante un comunicado, se informó que será la Secretaría Administrativa del IEDF la que, en su oportunidad, determine el destino del producto de la destrucción del material no susceptible de rehabilitarse, procurando que ello se realice mediante la suscripción de un instrumento jurídico con una empresa autorizada, bajo el cual se garantice que la destrucción se realice conforme a la normatividad ambiental aplicable.