Seleccionar página

El gobierno de México, a través de la Comisión de Cambios, decidió tomar dos medidas para incrementar la liquidez en el mercado cambiario y así contener la caída que ha sufrido la moneda mexicana frente al dólar ante lo que aparece ser ya una inminente alza a las tasas de interés en Estados Unidos.

contando dolares

Una de las dos medidas consiste en casi cuadriplicar el monto de dólares que Banco de México ofrece a las instituciones financieras todos los días. Hasta ahora, ese monto era de 52 millones de dólares. A partir de mañana, será de 200 millones de dólares, dijo la Comisión de Cambios en un comunicado.

Con ello, la inyección de dólares que ha venido haciendo el banco central al mercado cambiario se incrementará de forma sustancial. En el plazo en el que estará en vigor este nuevo monto, del 31 de julio al 30 de septiembre, el gobierno de México inyectará cerca de 8,800 millones de dólares al mercado vía este mecanismo.

Por otra parte, la Comisión de Cambios, que está conformada por autoridades de la Secretaría de Hacienda y de Banco de México, dijo que a partir de mañana seguirá subastando 200 millones de dólares a un precio mínimo, pero en lugar de fijar ese precio en un nivel 1.5% superior al del cierre del día anterior, la cotización mínima será de sólo 1% superior a la del cierre de la jornada previa.

La menor brecha hará más factible que se active este mecanismo de inyección de dólares al mercado, pues ante un vaivén de 1% en el valor de la moneda mexicana frente al dólar estadounidense, los dólares que subasta todos los días hábiles Banco de México se volverán atractivos.

Antes, la caída de la moneda tenía que ser mucho mayor para que se activara esta subasta diaria de divisas estadounidenses.

De hecho, esta subasta se ha activado tan solo tres veces desde que la implementó la Comisión de Cambios en diciembre del año pasado: el 11 de diciembre de 2014, el 6 de marzo de este año y este jueves 30 de julio, cuando asignó el total de los 200 millones de dólares con precio mínimo subastados, a un tipo de cambio ponderado de 16.4622 pesos por divisa, como una medida preventiva para proveer de liquidez al mercado cambiario, ante la depreciación que registra la moneda mexicana.

Los cambios en las medidas para inyectar liquidez al mercado cambiario los hizo la Comisión de Cambios unas horas después de que el peso se había depreciado 1.3% frente al dólar al cotizarse en 16.49 pesos durante la jornada de hoy.

Los analistas atribuyeron la debilidad del peso, que alcanzó un nivel mínimo histórico, al crecimiento que reportó hoy el gobierno estadounidense de su economía. Ese aumento, que si bien es favorable para la economía mexicana por ser Estados Unidos el principal socio comercial de México, fue visto también como una señal casi inequívoca que la Reserva Federal estadounidense comenzará el aumento de sus tasas en septiembre.

Si lo hace, eso hará más atractivos los activos financieros denominados en dólares y menos los denominados en pesos. De ahí que hoy muchos inversionistas vendieran sus pesos para comprar dólares, lo que provocó la fuerte caída del peso frente a la divisa estadounidense.

Sin embargo, con el anuncio de las autoridades financieras, el peso de inmediato se fortaleció para cotizar en cerca de 16.20 pesos por dólar o una ganancia de 0.5% frente al cierre de ayer, y de 1.8% frente al nivel más débil durante la jornada de hoy.

La Comisión de Cambios dijo en el comunicado en el que reveló sus medidas que estima que la volatilidad en los mercados financieros continuará. Sin embargo, agregó, que el país cuenta con los recursos para inyectar liquidez y reducir las presiones sobre la moneda mexicana y, consecuentemente, sobre la inflación.

Además de las reservas internacionales, que ascendieron a 191,303 millones de dólares la semana pasada, el banco central dijo que México cuenta con una línea de crédito con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por 70,000 millones de dólares.

(Con información de Sentido Común y Notimex)