Seleccionar página

El presidente boliviano, Evo Morales, dijo hoy que aceptaría reanudar relaciones diplomáticas con Chile, rotas hace casi 40 años, pero planteó la intervención del Papa Francisco como “garante” de una solución al litigio marítimo entre ambos países.

“De acuerdo con restablecer las relaciones diplomáticas (con Chile) para que en menos de 5 años se resuelva el tema del mar con soberanía para Bolivia y con garante el hermano papa Francisco”, dijo Morales en el Palacio Quemado, sede del Ejecutivo boliviano.

Morales dijo que está dispuesto “a hacer gestiones ante el Vaticano para que sea garante” de la solución al conflicto marítimo entre los dos países, cuyas relaciones diplomáticas fueron rotas hace casi cuatro décadas, conforme la Agencia Boliviana de Información (ABI).

El mandatario invitó a Chile “a viajar allá (al Vaticano) y, en menos de 5 años, resolver el retorno al Océano Pacífico que tiene apoyo de todo el mundo y este restablecimiento (de las relaciones diplomáticas) será importante para esa gestión”.

Las declaraciones de Morales siguieron al llamado hace tres semanas del Papa Francisco para que ambos países dialoguen de manera franca y abierta sobre el litigio marítimo, considerado el mayor escollo de la integración de Latinoamérica.

Los planteamientos de Morales se registran cuando faltan menos de seis meses para que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya se pronuncie sobre si posee competencia en el litigio.

Chile rechaza que la CIJ tenga competencia en el caso, radicado por La Paz ante la corte.

“Esperamos respuesta positiva, mirando y superando problemas de dos hermanos y juntos trabajar”, dijo Morales.

(ntx)