Seleccionar página

Tigres de la Autónoma de Nuevo León dominó a River Plate, generó jugadas de peligro pero no pudo sacar ventaja y empató sin goles en el juego de ida de la final de la Copa Libertadores de América.

tigres final libertadores 1

Los refuerzos de la escuadra norteña, André-Pierre Gignac y Jürgen Damm nada pudieron hacer para romper la igualada, que da a los argentinos la oportunidad de aprovechar su localía cuando ambos equipos se vean las caras el 5 de agosto en el estadio Monumental de Buenos Aires, pese a que Tigres quedó mejor clasificado en la fase grupos, debido a que el reglamento favorece a los argentinos.

De hecho, Damm dejó ir el gol del triunfo a los 83 de acción al no saber concretar en un mano a mano con el guardameta Marcelo Barovero, por lo que la moneda quedó en el aire.

El conjunto Millonario inició el cotejo bien ubicado dentro de la cancha y complicó el accionar de los de casa, que lucharon por adueñarse del medio campo, sin éxito, pero poco a poco, los felinos reaccionaron y se volcaron hacia el frente en busca de romper el cero.

El conjunto visitante trató de sacudirse el dominio de los regiomontanos, pero sus aproximaciones no preocuparon en demasía al rival que, sin embargo, no logró traducir con goles su dominio en el primer tiempo y ya para la parte complementaria continuó con su esquema de contener los embates de Tigres y generó muy poco.

Damm dejó ir la más clara para Tigres en el complemento, cuando a los 83 minutos quedó solo ante el guardameta Barovero, pero su disparo salió a la pierna de un defensa de River, que disipó el peligro.

(ntx)