Seleccionar página

El ser humano es muy contradictorio, especialmente en los últimos años en los que contamos con demasiadas opciones y posibilidades.

soltera aburrida

Una de estas contradicciones reside en el irracional deseo por encontrar pareja cuando estamos solteros y desear ser solteros cuando estamos en pareja, una situación que responde a una cierta inconformidad y la contante ansiedad de cambio.

Cuando estamos solteros, apenas apreciamos la libertad que la soltería implica, el sexo sin compromiso o la posibilidad de dedicar el tiempo 100 por ciento a nosotros. Nos aburrimos de esa “soledad” y buscamos a alguien con quien compartirla. Si bien esta premisa no debería ser la más recomendable a la hora de enamorarnos, la falta de autoestima, la desesperación o, especialmente, nuestra constante inconformidad, pueden jugarnos una mala pasada.

Sin embargo, una vez que la tenemos, y tras esas primeras semanas de enamoramiento en las que agradecemos al destino el haber escuchado nuestros deseos más profundos, comenzamos a ver la soltería como un pequeño tesoro que no valoramos lo suficiente. Ahora extrañamos dedicar nuestras tardes a leer o quedar con nuestros amigos y, para colmo, tenemos más de un compromiso que, en ocasiones, no nos apetece atender.

pareja inconforme 2

La pareja nos aporta amor, seguridad, complicidad y otros muchos beneficios; no obstante, también ocupa el vacío de la soltería, componiendo ambos conceptos un ying-yang que, de forma irracional, son atraídos el uno por el otro.

El principal motivo de esta contradictoria conducta se debe a la constante necesidad del ser humano a establecerse retos o nuevas necesidades. Unas aspiraciones que proceden del ritmo vertiginoso de los últimos años en el que las personas se han acostumbrado más al cambio constante y, al mismo tiempo, se vuelven más inconformes debido a la velocidad y, ante todo, las muchas posibilidades que aporta la vida moderna: viajes en solitario, estudios en el extranjero, independencia, fiesta o cierto libertinaje para los solteros.

¿Por qué cuando estamos solteros deseamos tener pareja y viceversa? Es una pregunta que ronda las mentes de todos nosotros, personas acostumbradas al cambio, los retos y de gran capacidad para aburrirnos con facilidad. Mentes que parecen evadir las responsabilidades y olvidar los beneficios del presente en pos de una constante obsesión por “aquello que no tenemos”.

soltera aburrida 2

Sin embargo, todos sabemos cuál es la condena que deriva de todas estas contradicciones si no nos analizamos en profundidad y reflexionamos de forma objetiva respecto a esos nuevos y ansiados cambios.