Seleccionar página

Cuando alguien dice “Una vez cada Luna azul”, sabe lo que eso significa: Raro, casi nunca y, hasta quizás, absurdo. Este año, eso quiere decir “finales de julio”.

nasa luna azul

Por segunda vez en este mes, la Luna está a punto de convertirse en una Luna llena. Hubo una Luna llena el 2 de julio, y ahora se aproxima la segunda, el 31 de julio. Según el folclore moderno, cuando hay dos lunas llenas en un mismo mes, la segunda es “azul”.

Si le hubieras dicho a alguien en la época de Shakespeare que algo ocurre “una vez cada Luna azul”, esa persona no le habría atribuido ningún significado astronómico a la expresión. La Luna azul simplemente se refería a algo raro o absurdo, como programar una cita para “el doce de nunca”. Desde entonces, sin embargo, su significado ha cambiado.

La definición moderna surgió en la década de 1940. En aquellos días, el almanaque del granjero de Maine ofrecía una definición de Luna azul tan complicada que muchos astrónomos no lograban entenderla. Involucraba factores como las fechas eclesiásticas de Pascua y Cuaresma, años tropicales y la aparición de las estaciones según el Sol medio dinámico. Con el objetivo de explicar el fenómeno de la Luna azul en términos sencillos, la revista Sky & Telescope publicó un artículo en 1946 titulado “Una vez cada Luna azul”. El autor, James Hugh Pruett (1886-1955), citó el almanaque de Maine de 1937 y opinó que la “segunda [Luna llena] en un mes, según mi interpretación, se llama Luna azul”.

Esto no era correcto, pero al menos se podía entender. Y así nació la moderna Luna azul, la cual podremos admirar este próximo viernes.

Fuente: NASA