Seleccionar página

Los jóvenes viven escuchando música todo el tiempo. Casi no hay actividad alguna que no musicalicen. Incluso, algunos se duermen escuchando alguna melodía.

estudiar musica 1

La música es maravillosa, nadie lo va a discutir, pero la pregunta que siempre surge es si es beneficiosa o perjudicial a la hora de estudiar. El debate sigue vigente; sus detractores aseguran que para estudiar es necesario estar en un entorno tranquilo y sin distracciones, pero para quienes están a su favor, estudiar en un ambiente demasiado silencioso puede resultar contraproducente, pues uno se puede quedar dormido.

Si decides estudiar con música, deberías tener en cuenta estos consejos a la hora de escoger qué sonara en tu mp3, smartphone o laptop:

– Evita las canciones que incluyan voz, especialmente si son en tu idioma y/o te sabes la letra. Es muy fácil distraerse tarareando, e incluso copiando a mano parte del tema que esté sonando en nuestros apuntes. Las bandas sonoras de películas y la música clásica son dos buenas opciones.

estudiar musica 2

– Cambia de género dependiendo de lo que estés estudiando. Si estás concentrado en algo mecánico, te vendrán bien las melodías rápidas, motivadoras, que te animen a continuar entre apuntes. Si por el contrario, estás redactando o estudiando Historia, necesitarás algo más relajado, que apenas distraiga tus sentidos. En estos casos podemos recurrir a discos de meditación o de sonidos de la naturaleza.

– Utiliza sesiones de no más de dos horas; de esta manera, serás consciente del tiempo que llevas estudiando y podrás parar a descansar. Recuerda que las pausas son fundamentales para seguir siendo productivos durante toda la jornada.

– Pon el volumen bajo. De nada sirve que escuches música clásica si la pones a todo volumen, te acabarás desconcentrando y perdiendo parte de tu valioso tiempo.