Seleccionar página

“Kutsher’s Country Club” es un nombre que por sí solo no nos dice nada, pero si decimos que ese hotel inspiró el escenario en el que afloró el amor entre los personajes de Patrick Swayze y Jennifer Grey en la película “Dirty Dancing”, a la cabeza nos viene la última secuencia del baile entre los dos. 

hotel dirty dancing 1

Ahora, gracias a la inversión de un multimillonario indio, el hotel del norte neoyorquino será convertido en un lujoso centro de yoga.

Ubicado a orillas de un lago a dos y media horas de distancia de la “Gran Manzana”, el refugio fue durante años el más grande de los centros turísticos de la zona y se convirtió en el epicentro social para miles de viajeros judíos durante los años cincuenta gracias a su concepto “kosher all inclusive”.

Con la muerte de su última dueña Helen Kutsher, la propiedad fue vendida en diciembre de 2013 a Subhash Chandra, presidente de Essel Group, quien practica yoga y medita a diario.

El pasado 21 de junio, coincidiendo con la celebración del primer Día Internacional del Yoga, se iniciaron las obras para reconvertirlo en un centro dedicado a la práctica de esta disciplina milenaria.

Para el proyecto se invertirán unos 150 millones de dólares y el centro será moderno, exclusivo y ofrecerá tratamientos médicos alternativos, además de que se basará en la medicina ayurveda, el yoga, la acupuntura y la nutrición. Tendrá alrededor de 140 habitaciones, un restaurante orgánico, un centro de yoga y meditación, y una piscina natural.

dirty dancing 2

Al preguntarle a Chandra por qué decidió este cambio en el emblemático hotel, el empresario dijo que se trata de la posibilidad de ayudar a los estadounidenses a llevar un estilo de vida más saludable, pues es un país que necesita ayuda en el espacio de la salud y el bienestar.

Una encuesta de 2012 arrojó que 20.4 millones de estadounidenses practicaban yoga, y los cálculos indican que para 2020 el sector de yoga y pilates crecerá a una tasa anual de cuatro por ciento, un mercado pujante que moverá para ese entonces unos 8,800 millones de dólares.