Seleccionar página

Si estás bien, las cosas buenas vendrán a ti. Multitud de libros hablan de la ley de la atracción como la clave para conseguir lo que deseamos en la vida. Esta ley afirma que todo lo que existe en el universo es energía, y también nuestros pensamientos.

bienestar 5

Así, cada pensamiento vibra en una determinada frecuencia y atrae frecuencias similares. Si criticas a los demás, te verás rodeada de personas criticonas. Si crees que la vida es muy difícil, reaccionarás a lo que te ocurre con ansiedad, pero también funciona al contrario. Potenciar la energía positiva, los pensamientos optimistas, el estado de bienestar, permite atraer más de lo mismo.

La clave para aplicar la famosa ley de la atracción consiste en confiar en nuestro potencial de crear la vida que deseamos, dejando de prestar atención al miedo, las dudas y la desconfianza. Esta actitud eleva nuestro nivel de vibración y nos sintoniza con energías más beneficiosas: paz, alegría, cooperación, creatividad, entre otras cosas.

Estamos acostumbrados a quejarnos, dudar y ver lo negativo, pero cambiar de hábitos es cuestión de voluntad y no cuesta tanto cuando comprobamos que funciona. ¿Cómo hacerlo? De la siguiente forma:

bienestar 2

– Cuídate por dentro: Sentirse bien tiene mucho que ver con lo que comes y cómo te cuidas. Una alimentación rica en grasas, azúcar y comida rápida o precocinada produce pesadez física y mental, y favorece la ansiedad. Una dieta a base de fruta, verdura, legumbres, fibra, proteínas y agua favorece la vitalidad y el optimismo. Por supuesto, abstenerse de sustancias tóxicas y hacer ejercicio también es una inyección de energía.

– Cuídate por fuera: Moverte en un ambiente tóxico vuelve más densa tu energía. Por ejemplo, prueba a dar un paseo en vez de sumarte al chisme en tu rato de descanso en la oficina. También, saca todo lo que ya no usas de tu casa. Estas pequeñas acciones te ayudan a identificar el ambiente en el que te sientes bien.

– Revisa tus creencias: El obstáculo para atraer lo que deseamos son las creencias limitadoras o negativas sobre nosotros mismos, que se contradicen con lo que deseamos lograr. De nada sirve repetir “atraigo a mi hombre ideal” si en el fondo no lo crees porque una parte de ti piensa que no mereces ser feliz. Si la creencia está muy arraigada, una terapia psicológica te ayudará.

bienestar 3

– Fluye: Para atraer lo bueno, tienes que estar bien. No significa que debas reprimir la tristeza, el desánimo o la ira, simplemente acéptalas sin luchar, decide cuánto quieres que duren y busca la forma de sentirte un poco mejor.

– Agradece: La otra regla de oro consiste en centrarnos en la esencia de nuestros deseos, no en su carencia. Si quieres prosperidad, fíjate en todas las bendiciones que ya tienes como tu casa, tus amigos, tu trabajo, tu salud; y da las gracias por ellas. Si sólo piensas “no me llega el dinero”, te estás centrando en la ausencia de riqueza y eso es lo que obtendrás.