Seleccionar página

Considerado por muchos como el más grande compositor de todos los tiempos, Johann Sebastian Bach trascendió en la historia gracias a su obra que sigue siendo objeto de estudio en el mundo.

johann sebastian bach 3

Bach nació el 21 de marzo de 1685 en lo que hoy es el estado federado alemán de Turingia, y la música lo rodeó desde el principio de sus días, pues vino al mundo en el seno de una dinastía de músicos e intérpretes que desempeñó un papel determinante en la música alemana durante cerca de dos siglos y cuya primera mención documentada se remonta a 1561.

A la muerte de su padre en 1695, se hizo cargo de él su hermano mayor, Johann Christoph, a la sazón organista de la iglesia de San Miguel de Ohrdruf. Bajo su dirección, el pequeño Bach se familiarizó rápidamente con los instrumentos de teclado, el órgano y el clave, de los que sería un consumado intérprete durante toda su vida.

Su formación culminó en el convento de San Miguel de Lüneburg, donde estudió a los grandes maestros del pasado, entre ellos Heinrich Schütz, al tiempo que se familiarizaba con las nuevas formas instrumentales francesas que podía escuchar en la corte.

A partir de los primeros años del siglo XVIII, Bach estaba ya preparado para iniciar su carrera como compositor e intérprete. Una carrera que puede dividirse en varias etapas, según las ciudades en las que el músico ejerció: Arnstadt (1703-1707), Mühlhausen (1707-1708), Weimar (1708-1717), Köthen (1717-1723) y Leipzig (1723-1750).

En las dos primeras poblaciones, sus proyectos chocaron con la oposición de ciertos estamentos de la ciudad y las propias condiciones locales, en Weimar encontró el medio adecuado para el desarrollo de su talento; sin embargo, fue en Köthen donde tuvo uno de los períodos más fértiles de su vida y durante el cual vieron la luz algunas de sus partituras más célebres, como los seis “Conciertos de Brandenburgo“.

johann sebastian bach 2

Sus últimos años los consagró a la composición de corales para órgano y a la elaboración de un célebre paradigma de técnica compositiva, “Die Kunst der Fuge” (El arte de la fuga), que quedó incompleto.

La salud del destacado músico barroco fue en deterioro, enfermó durante sus últimos años y, prácticamente ciego, Johann Sebastian Bach falleció en Leipzig, el 28 de julio de 1750.