Seleccionar página

Tener un perro en la casa significa aumentar la familia con un miembro más, por eso es importante escoger la raza adecuada a la hora de convivir con niños. El perro adecuado en este caso es aquel que es muy dócil, leal y protector de su familia, además de tener una personalidad equilibrada.

Bóxer

Enérgico y apasionado, el bóxer es una raza muy activa que adora a los niños. Además es protectora y guardiana de la familia, por lo que los niños estarán seguros en todo momento. También se caracteriza por adaptarse al tipo de vivienda, pero requerirá una buena dosis de actividad física diaria para que pueda descargar su energía. Los bóxers son perros muy afectivos y buscarán ese cariño en su familia todo el tiempo. Son una de las razas más fieles con sus amos. Les encantan los juegos y no se les agota la paciencia, precisamente las mejores cualidades para estar con niños.

San Bernardo

La apariencia robusta de estos perros contrasta con su carácter paciente y pacífico. Tiene un gran potencial físico que le hace un buen perro guardián y de trabajo en el campo y la montaña, pero también se muestra muy dócil con quien le acoge. Últimamente se concibe cada vez más como perro de compañía. Tener un San Bernardo en la familia es tener a la mejor niñera canina, ya que son sobradamente protectores y atentos con los niños.

Golden Retriever

Posee una disposición amigable y está deseoso de complacer, una actitud que lo ha convertido en la tercera raza familiar más popular. La raza destaca por su inteligencia. El cachorro aprenderá rápidamente si se le adiestra con paciencia y constancia. Son buenas mascotas de familia, y particularmente pueden ser pacientes con los niños, sobre todo si son socializados y entrenados desde cachorros.

Antiguo pastor inglés

El perro es muy dócil, leal y protectora de su familia, demostrando personalidad muy equilibrado, con la función de guardián en todo momento. El tamaño de este perro inteligente puede asustar, con posibilidad de llegar a más de 60 cm de altura. El aspecto es tranquilo y se ve como animal de peluche; perro a compañero, con paciencia entre los niños.

Collie

Los collies son conocidos por ser dulces y cuidadores. Son generalmente fáciles de entrenar debido a su inteligencia y a un deseo innato por complacer. Es un perro inteligente, prudente, perseverante y una estupenda niñera. Le encanta que se le encargue vigilar a los niños. Es dulce, buen vigilante y muy atento. No es un perro miedoso o tímido. En caso de peligro, defiende a la familia.

pastor aleman nino

Pastor alemán

La versatilidad que tiene esta raza para adaptarse a todas las circunstancias y personas es lo que hace que también sea un buen animal de compañía en presencia de niños pequeños. El pastor alemán es un trabajador excelente, respetuoso, obediente y protector de su casa y de su familia. La facilidad con que se deja adiestrar hace que sea un candidato muy a tener en cuenta para convivir con él.

Galgo Español

Es un perro obediente y tranquilo. Quizás un poco tímido, por lo que puede costar ganarse su cariño, pero aún así es un estupendo perro de compañía. Es escogido para vivir con personas tranquilas, aunque esta característica hace que sea perfecto para convivir con niños. Con sus dueños es fiel y puede ser muy dulce.

Beagle

Es un perro alegre, paciente, dócil e inteligente. Es ideal para convivir con los más chicos, puesto que le gusta jugar con ellos. Sin embargo, si quieres adiestrarlo, tienes que tener mucha paciencia y ser firme ante su terquedad.

Labrador

Es una de las razas de perro más escogidas. ¡Y es que lo tienen todo! Además de bellos, son amorosos, muy inteligentes, confiables, aventureros, pacientes, juguetones y protectores.

Lo cierto es que todos los perros son adorables, sean de raza o no, pero a la hora de vivir con niños, no todos tienen la paciencia y el carácter, de ahí la importancia de elegir el adecuado para que tanto tus pequeños como tu perro convivan felizmente.