Seleccionar página

Probablemente cuando hablamos de viajes, en el imaginario colectivo pensamos siempre en ir acompañados. De amigos, de la pareja, de un familiar o incluso, de conocidos con los que si bien no tenemos tanta confianza, pueden convertirse en los mejores compañeros de aventuras. Sin embargo, y aunque muchos no se atreven a hacerlo, viajar solos puede ser también un verdadero placer.

viajar solo 1

Viajar solos no es algo que sea tan común, más que nada, por el miedo que nos puede generar. Puede que en tu primer viaje, sobre todo los primeros días, te sientas un tanto extraño. No tienes con quién comentar las cosas. No tienes con quién estar durante la cena. No sabes a quién acudir cuándo te pierdes. Pero todas esas desventajas que parecían insalvables se convierten un buen día en un desafío que te hace ver el viaje de otra manera y disfrutarlo como una experiencia única.

Las ventajas de viajar solo son infinitas. De hecho, la libertad, el poder hacer lo que quieras sin contar con el otro, el disfrutar de ti mismo, conocerte y ponerte a prueba en lugares desconocidos, son un aporte que de otro modo no vas a poder tener.

Animarse a realizar el primer viaje solos es animarse a empezar a viajar de otro modo. Es muy raro que un viajero que prueba no quiera repetir la experiencia.

Tanto así que cada vez son más las páginas especializadas en este tipo de turismo, en el que acudimos de uno en uno. Lugares en los que al viajar solo existen descuentos en el alojamiento. Lugares que se disfrutan mejor sin compañía o sitios en los que puedes conocer gente que está haciendo exactamente lo mismo que tú y que también vive los mismos miedos de este tipo de aventura.

viajar solo 3

Los consejos se multiplican y hasta se han creado agencias especializadas en organizar escapadas y viajes para una sola persona. Sin duda, viajar solos es una experiencia que hay que vivir al menos una vez en la vida.