Seleccionar página

No cabe duda que para empezar un buen día, lo mejor es iniciarlo con un buen desayuno y de preferencia que sea uno tradicional mexicano con platillos como unos huevos rancheros o unas enfrijoladas, pero sin discusión, los reyes de las mañanas son los chilaquiles.

hijo maiz 3

En la Nápoles existe un restaurante que se especializa en este clásico de nuestra gastronomía como su carta principal: “Hijos del Maíz”.

En este lugar casual, acogedor, amigable y con algunas cumbias en playlist para rendirle culto al platillo que no puede faltar en el día a día del defeño de hueso colorado, nos podemos encontrar con unos chilaquiles que en su presentación, hacen que te enamores de ellos.

Los hay desde los básicos, rojos y verdes, acompañados por pollo, huevo, cecina o bistec, pero también hay combinaciones que no nos hubiéramos imaginado con pollo al pastor, cochinita pibil, pipián verde, frijol de camarón, poblanos o tres quesos mexicanos.

También hay otros platillos muy mexicanos como sopas, entradas para compartir como ensalada de nopales y rajas poblanas, tortas de chilaquil, huevos y omelettes que se bañan en las salsas de los chilaquiles de casa.

hijo maiz 4

Finalmente, unos chilaquiles no pueden estar completos sin jugos frescos hechos en casa, cervezas artesanales y refrescos “de los de antes” como Lulú, Titán, Chaparritas y Sangría Señorial.

 

Dirección: Nueva York No. 264-A, entre Kansas y Georgia. Col. Nápoles, Ciudad de México.

Teléfono: 5536 4693

Horario: Lun a Dom de 09:0 a 17:00 hrs.