Seleccionar página

Gracias a la tecnología, el Internet y la facilidad para encontrar información, nuestros hábitos y costumbres han cambiado. Pero aún recordamos todas esas cosas que hacíamos antes de que ese tsunami llamado tecnología irrumpiera en nuestras vidas.

escribir cartas

1.- Mandar cartas: Primero con el correo electrónico, después con las redes sociales y por último, con las aplicaciones de mensajería instantánea, se han dejado de enviar cartas, ya que la velocidad para hacer llegar la información dio un increíble salto y ahora todo se envía con solo un “clic”.

2.- Usar la Enciclopedia o el Diccionario: Antes, al entrar a la escuela, en el material te solicitaban un diccionario para poder resolver tus dudas; de igual forma, contar con una enciclopedia en casa era básico si querías resolver las tareas sin necesidad de ir a la biblioteca. Ahora con Internet puedes acceder a buscadores que te arrojarán en segundos las páginas donde puedes encontrar toda la información que necesitas.

3.- Álbum de fotos: En ótras épocas, el poder tener recuerdos físicos de tus momentos más importantes implicaba todo un proceso; tomar la foto, llevar el rollo a revelar y después poner las fotos en el álbum familiar. Más tarde llegaron las cámaras digitales y con ellas ya solo era pasar las fotos a la compu y de ahí a un cd o usb para llevarlas a imprimir. Sin embargo, con la llegada de los smartphones y las redes sociales, ahora tomas la foto e instantáneamente la subes a Facebook o Instagram o incluso a alguna aplicación móvil, donde toda tu familia y amigos pueden verla y comentar.

4.- Ver películas en videocaseteras: Existían hasta muebles donde colocabas tu colección de vídeos y así elegías cuál ver, ahora muy pocas personas compran un DVD o Blue Ray, ya que lo actual es verlas en streaming.

5.- Mapas y guías de turismo: Para poder salir a otro estado o incluso para ubicarte en la ciudad, necesitabas comprar un mapa actualizado o una guía (sí, esa de tapa roja). Ahora solo es necesario acceder a Google Maps y tu vida estará resuelta, pues te dice cuánto tiempo durará el viaje, los kilómetros y el sentido de la calle.

6.- Agendas telefónicas: Su uso era indispensable para tener los teléfonos de toda tu familia, amigos y conocidos, y se encontraban siempre cerca del teléfono fijo. Ahora, la agenda es electrónica y la llevas contigo en todo momento en tu smartphone.

7.- Escribir un diario: Ya no existe la privacidad con las redes sociales. Y lo que antes era “íntimo”, hoy es publicado y compartido a la vista de millones de personas. Cualquier espacio cibernético sirve para contarle al mundo lo que nos sucedió ese día, cómo nos sentimos, con quiénes estamos, qué comemos, o qué pensamos sobre algún tema.

8.- Salir a jugar: Los niños de antes nos apurábamos a hacer la tarea con tal de que nuestros padres nos dejaran salir a jugar un rato en el jardín, patio o calle con los cuates. Ahora, los niños ansían terminar con las labores para irse a jugar en la consola electrónica donde además también pueden chatear y no solo con sus amigos, sino con gente de todo el orbe.

 

¿Qué otras cosas has dejado de hacer por la irrupción de la tecnología? ¿Las extrañas? Cuéntanos en Twitter o Facebook.