Seleccionar página

Tanto si llevas poco tiempo o varios años haciendo deporte, el estancamiento es una de esas etapas por las que todo deportista acaba pasando.

estancamiento gym 3

Esto es algo normal y sólo se puede combatir con imaginación, por lo que cambiar tu rutina, descansar adecuadamente, y darle más o menos intensidad a tus entrenamientos, puede ser la clave.

Si te reconoces en alguno de estos casos, tienes que darle la vuelta a la situación. Tu cuerpo te lo pide y nosotros te damos las pautas para ganar la batalla del estancamiento:

– No haces bien los ejercicios: Uno de los mayores errores de casi toda persona que acude habitualmente al gimnasio es que no hace correctamente los ejercicios. No te canses de preguntar a tu entrenador y pídele ayuda o que ejecute el movimiento delante de ti para saber cómo se hace.

– No descansar lo suficiente: Hasta en el deporte de élite los deportistas descansan entre competición y competición. ¿Por qué no haces tú lo mismo? Está demostrado que entrenar más de cuatro días a la semana no es beneficioso para nuestro organismo. Dale un respiro y duerme las ocho horas necesarias, y procura no hacer ejercicio al menos tres horas antes de irte a dormir. Tu cuerpo lo agradecerá.

– No llevar una alimentación correcta: De nada sirve ir al gimnasio todos los días si tu dieta es rica en alimentos fritos, grasas, harinas industriales, bebidas con alcohol y con azúcar. La mejor bebida es el agua y los alimentos, cuanto menos tratados, mejor.

estancamiento gym 4

– No le pones la suficiente intensidad: Descansas mucho entre series, no levantas el suficiente peso, te cansas muchísimo… Excusas. ¿Seguro que no puedes correr ni un minuto más? ¿No puedes hacer otra repetición? No decimos que vayas siempre al fallo, pero a lo mejor estás acostumbrado a esforzarte lo mínimo. Exígete todos los días un poquito más.

– Entrenar demasiado: Si eres de los que practican varios deportes, vas todos los días al gimnasio, te apuntas a todas las actividades deportivas que imaginas y le dedicas más de dos horas al día a hacer deporte, tenemos malas noticas para ti. Tanto tiempo no tendrá los resultados que esperas. El músculo se agota si no se le deja el suficiente descanso y llega el catabolismo muscular o destrucción.

– Perder tiempo en el gimnasio: Ya sea porque dejas demasiado tiempo entre serie y serie o porque te entretienes platicando con la gente del gym o esperando a recuperarte, perder tiempo es una de las peores prácticas que puedes hacer a la hora de ejercitarte.

estancamiento gym 1

– No eres constante: Vas dos semanas todos los días al gimnasio y después, nada de nada. Vas a correr un par de días seguidos y luego lo dejas porque tienes ocupaciones. Te vas de vacaciones y no haces ejercicio. Está claro: te falta constancia y como todo en esta vida, el ejercicio no tiene ningún sentido si no somos constantes.

– Sobreentrenas un grupo muscular: Uno de los grandes errores es entrenar en demasía un grupo muscular y menospreciar los demás. Un cuerpo armonizado comprende todo el cuerpo. Si quieres tener tus piernas y glúteos firmes, ¿por qué descuidar tus bíceps u hombros?

– Pérdida de motivación: Vas al gimnasio, haces tu rutina como un autómata y te vas. Si estás estancado, seguramente éste será uno de los principales motivos para encontrarte así. Prueba a cambiar tu rutina, tu dieta, tu gimnasio si hace falta. Vete a correr si no lo haces, ponle peso a tus sentadillas, busca nuevas rutinas. En definitiva, busca nuevos retos o acabarás dejando el ejercicio.