Seleccionar página

La adolescencia es una etapa muy importante en el desarrollo de cualquier persona. Es en esta edad que los jóvenes experimentan cambios físicos, psicológicos y comienzan a buscar su propia identidad. La pertenencia al grupo se convierte en una de sus principales preocupaciones y el temor al rechazo o la burla se hacen latentes.

rechazo adolescentes 1

Los jóvenes necesitan encontrar su identidad y un grupo con el cual identificarse que les brinde seguridad. El miedo al rechazo está muy marcado en esta etapa debido a que su autoestima y capacidad para lidiar con sus emociones apenas está en desarrollo, es por eso que cualquier cosa puede tener un gran impacto en su autoestima.

La crítica y el aislamiento del grupo social pueden provocar daños en su salud emocional; el rechazo genera sentimientos de angustia, depresión, afecta su sentimiento de valía y provoca una tendencia al aislamiento.

El rechazo no tiene que ser algo serio o dramático para que nos afecte. Este sentimiento no se presenta únicamente en situaciones grandes como no entrar a la universidad o que un chico te diga que no. Muchísimas situaciones de la vida diaria pueden llevarnos a sentir rechazo e incluso algunas podrían parecer insignificantes, pero realmente nos afectan.

200181253-001

Algo que tenemos que aceptar es que es imposible evitar el rechazo completamente. Las personas que le tienen miedo a ser rechazadas, suelen abstenerse de obtener lo que desean. Lo que sí podemos hacer es aprender a lidiar con el rechazo para que nos afecte lo menos posible.

Lo primero es aprender a ser honestos con nosotros mismos. Si estamos teniendo sentimientos de rechazo, hay que admitirlo y reconocerlo. No hagamos como que no pasó nada o intentemos actuar como si nos sintiéramos bien porque no es así.

Después de eso, hay que ponerle nombre a la emoción que nos generó ese rechazo. Podríamos sentirnos decepcionados, enojados, lastimados, tristes, apenados, frustrados y muchas otras. Lo importante es que reconozcamos lo que estamos sintiendo para que podamos hacer algo al respecto.

En caso de ser posible y necesario, se puede hablar con la persona que ocasionó esos sentimientos. Podemos decirle lo que estamos pensando. De esta manera no solamente nos estaremos quejando con él o ella, sino que le estamos dando a entender que lo que estamos experimentando es una sensación genuina.

rechazo adolescentes 2

Lo más importante es que no nos clavemos con ese sentimiento. El rechazo ya pasó, ahora lo importante es salir adelante. Evitemos seguir hablando de ello y dejemos de pensar en el problema. Si nuestra mente tiene puros pensamientos negativos, nuestros actos también lo serán, lo cual puede causar aún más rechazo.

El rechazo nos brinda la oportunidad de considerar aquello que podríamos cambiar sobre nosotros mismos. Si en este momento las cosas no salieron bien, en algún momento lo harán, pero todo depende de nosotros. Utilicemos el rechazo para mejorar y dejemos que nos impulse a obtener nuestras metas.