Seleccionar página

El embarazo y la maternidad son experiencias maravillosas para una mujer, pero también la afectan por la carga emocional que genera la diversidad de cambios físicos, emocionales, familiares y económicos.

disfrutar embarazo 3

Hay una transformación total en la vida que puede ser buena o regular de acuerdo con la actitud que asume cada mamá frente a las diferentes circunstancias. Quienes eligen disfrutar del embarazo y la maternidad necesitan aprender a tomar control de sus emociones y sentimientos, ya que esto les permite construir su propio bienestar. Quizás sea más fácil decirlo que hacerlo, pero todo empieza por tomar una decisión y actuar.

No existe una receta exitosa sobre cómo disfrutar del embarazo. Cada persona debe identificar cuáles son las actividades que le sirven para estar mejor, pero hay otros aspectos que debemos tener presente para poder disfrutar de esta etapa:

– Permitir que nos cuiden: Aunque en ocasiones cosas que hacíamos cotidianamente nos pueden parecer muy simples y no vemos el caso que nos ayuden, hay que dejar que otros nos ayuden y nos consientan.

– Acerquémonos a quienes tienen experiencia: Además de nuestra mamá, hermanas, suegra y cuñadas, se puede recurrir a mujeres más cercanas con las que se convive y hacerles preguntas de todo aquello que tenemos duda.

disfrutar embarazo 2

– Hagamos caso a nuestro cuerpo: Hay que saber reconocer síntomas e identificar si algo en nuestra vida personal o laboral detona el malestar. Asimismo, hay que poner en balance qué es lo realmente importante.

– Consintámonos: En este apartado incluye todo lo que se nos ocurra: desde hacernos un pedicure de lujo, pedir masajes relajantes a domicilio, comprar ropa linda, renovar accesorios, pasar una tarde de películas, colocar una hamaca en casa, comer pastel, salir con amigas, iniciar un hobby, hacer una sesión fotográfica hasta ir a un show cómico o cenar en un restaurante elegante.

De lo que se trata es que se viva esta experiencia lo mejor posible en pro de nuestro bienestar y darle la importancia al amor propio.