Seleccionar página

Para los emprendedores que acaban de abrir su propio negocio, su principal preocupación es atraer a los primeros clientes.

atraer clientes 2

Los emprendedores necesitan comprar a los clientes y no conquistarlos. Si abordamos la cuestión de este modo, es más fácil definir cómo y dónde vamos a usar los recursos disponibles para promover nuestra empresa y atraer a los primeros consumidores.

A continuación, te ofrecemos unos tips para atraer a los primeros clientes:

– Publicidad: La clave del éxito de la publicidad es que podemos crear perspectivas prometedoras de ventas con relativamente poca inversión. Para hacer esto, nosotros debemos enviar un mensaje que no sólo alcance a nuestro público objetivo, sino que debe mostrar también el valor que ofrece nuestro producto o servicio. Si los medios electrónicos están fuera de nuestro presupuesto, los periódicos e Internet serán nuestros aliados para atraer a los primeros clientes. Podemos buscar publicaciones y sitios web que estén destinados a nuestro público objetivo. En el caso de Internet, lo primero que tenemos que hacer será establecer nuestra presencia en la red, y luego buscar los canales más eficaces para llegar al público deseado.

– Buscar referencias: Esta estrategia funciona muy bien para contactar con clientes que más tarde se convertirán en habituales. Los clientes que han sido referidos por otras empresas u otros clientes tienden a comprar más y se convierten en fuentes de referencias. Para encontrar referencias, debemos pensar en cómo sería nuestro cliente ideal. Así que podemos comunicar a nuestra red de contactos el tipo de cliente que estamos buscando y adaptar nuestros productos y servicios para poder satisfacer las necesidades de los clientes. También podremos pedir referencias a nuestros clientes satisfechos.

atraer clientes 1

– Crear alianzas: Otra forma de aprovechar los recursos disponibles pasa por establecer alianzas con otras empresas diferentes pero con el mismo público objetivo. Podemos ofrecer cupones de descuento a cambio de anuncios en campañas de email marketing de otra empresa, por ejemplo.

– Alianzas estratégicas: Mientras que una asociación puede ser una relación a corto plazo o puntual, las alianzas estratégicas pueden durar años. Por ejemplo, un diseñador web y una agencia de publicidad pueden referirse entre ellos a los clientes objetivo que posiblemente puedan tener un cierto interés en ambos servicios. Las alianzas estratégicas funcionan bien para la generación de ventas a largo plazo.