Seleccionar página

La escena ya no es ajena para nadie: papás que, sin importar el escenario, parecen no poder evitar estar más pendientes de sus celulares que de sus propios hijos. Esta parece ser una evidencia de que las nuevas tecnologías amenazan también con fracturar las relaciones familiares.

adiccion celular 3

Claro que disponer de un teléfono móvil en la actualidad resulta muy útil y nos hace la vida más fácil, pero todo con moderación. Por lo tanto, aprovechando que las dietas detox se han puesto tan de moda, ¿por qué no adoptar una detox tecnológica para redescubrir realmente qué tanto necesitamos los gadgets y en qué aspectos de nuestra vida nos hacen bien y en cuáles pasa todo lo contrario?

– No poner el celular en el buró por las noches. Hay que evitar en lo posible dejarlo conectado en esta parte de nuestra recámara y hacerlo lo más lejos posible, o guardarlo en el cajón. Así evitaremos tentaciones y aún así, podremos escuchar la alarma en la mañana.

– Cuando vayamos en el carro, hay que ponerlo en modo de sólo llamadas. De esta forma si nos llega un mensaje o una notificación de alguna de nuestras redes sociales o correo electrónico, no sentiremos la necesidad de verlos.

– Si no tenemos esta función, una buena idea es meter el teléfono en la guantera. De ser posible, utilizar el bluetooth y así no tendremos que sacarlo para contestar las llamadas.

adiccion celular 2

– En la oficina, hay que evitar tenerlo a la mano. De hecho, cuando haya una junta, lo mejor es ponerlo en vibración y dejarlo dentro de nuestra bolsa. De esa forma no lo estaremos checando cuando nos aburramos.

– El fin de semana hay que elegir un día para dejarlo en casa y salir con los amigos o la familia sin él.

– Cuando vayamos a comer, guardemos el teléfono y no lo saquemos, Es más, hay que dejarlo en vibrar.