Seleccionar página

Cuando queremos indicar que nos ha sucedido un hecho positivo y luego acontece otro que mejora al anterior, decimos que todo es “miel sobre hojuelas”.

miel sobre hojuelas

El dicho resulta de una vieja expresión gastronómica que alude a las “hojuelas”, una pasta fina de harina y huevo, muy extendida en la gastronomía española del siglo XV.

Dicha pasta solía freírse y sobre el producto resultante se añadía azúcar. Y resultaba aún mejor cuando se derramaba o esparcía miel caliente, en vez de azúcar, lo que realzaba su sabor hasta convertir la pasta frita en un suculento y delicioso pastel.

Si ya por sí misma la “hojuela” tenía un excelente sabor, el añadido de miel potenciaba su dulzura. En este añadido reside el origen de esta expresión.