Seleccionar página

Hablar de la Semana Santa en Milpa Alta es hacer referencia a una de las tradiciones más arraigadas de su comunidad.

semana santa milpa alta 2

Esta tradición data de 1899, cuando el sacerdote Agustín Polo, quien había llegado cuatro años antes a la comunidad, se dio a la tarea de organizar la representación de la Pasión de Cristo; sin embargo, esta tarea no solo quedó restringida a los curas, pues en buena medida, laicos han estado al frente de esta escenificación.

Ya en la época revolucionaria, la dirección recayó en el coronel Francisco Alvarado, pues el territorio milpaltense tuvo gran influencia zapatista; hasta que terminado el movimiento la organización volvió a estar nuevamente en manos del sacerdote de la región y posteriormente pasó a los habitantes.

Sin duda, esta representación, que mezcla a Santos y personas, se ha vuelto entrañable para una buena parte de los milpaltenses que practican el catolicismo.

Desde el Domingo de Ramos comienza la celebración. Teniendo como fondo música de banda de viento, Jesús, en su advocación de Jerusalén, es bajado en hombros por sus apóstoles a la iglesia de Milpa Alta, donde se ofrece una misa para bendecir las palmas adornadas con flores que los feligreses llevan al templo.

La siguiente parte de la representación es la del Jueves Santo, que da inicio en la iglesia de la Asunción con la Última Cena y el posterior lavatorio de pies a las personas que representan a los apóstoles por parte del sacerdote. Más tarde se realizan otros actos, como la traslación del Santísimo Sacramento al monumento del altar, para terminar con el prendimiento y encarcelamiento de Jesús.

La celebración llega a su máxima expresión el Viernes Santo, cuando los milpaltenses se reúnen en el atrio de la iglesia para presenciar como los soldados romanos sacan a Jesús de su celda, la cual está adornada con ramos de manzanilla, y se le acomoda cuidadosamente sobre unas andas para ser conducido por todo el Vía Crucis.

En la capilla de la Virgen de Guadalupe se representa la flagelación y coronación de Jesús. Más adelante, en una de las calles se flagela en vivo con varas a los que caracterizan a Dimas y Gestas, y se les hace cargar una cruz que llevan por todo el caluroso camino hasta culminar nuevamente en la parroquia donde se realiza la crucifixión.

semana santa milpa alta 1

El viernes por la noche la imagen de Jesús es colocada en un nicho llamado Santo Entierro, que se traslada en procesión al barrio de la Luz.

Ya para el Domingo de Resurrección se marca el final de esta celebración de la Semana Santa en Milpa Alta, con la coronación del nuevo Centurión, quien se encargará de continuar con la tradición el año siguiente.