Seleccionar página

Cada vez en más difícil salir de vacaciones y muchas veces no tenemos dinero para ir a alguna playa, pero lo interesante es que vivimos en una de las ciudades más grandes del mundo que tiene muchas opciones para disfrutar.

vacaciones ciudad 2

Antes que nada, hay que hacer una lista de todos los lugares a los que siempre hemos querido ir y nunca hemos podido por falta de tiempo, por el trabajo o la escuela, por lo cual ésta es nuestra oportunidad.

También podemos hacer planes compartidos pero hay que escoger bien con quién queremos ir. Muchas veces estamos súper motivados planeando el lugar y lo bien que la vamos a pasar, pero cuando llega el momento, los amigos con los que vamos traen una cara de velorio pues no les gusta el lugar ni el ambiente, no quieren platicar ni convivir. Esto sucede porque a veces no pensamos en los gustos de nuestros amigos y sólo dicen que sí por compromiso.

Ahora bien, ¿qué opciones tenemos? Bueno, pues aquí te presentamos una lista:

– Centro de la ciudad: Aunque ya lo conozcamos, siempre habrá algo nuevo que ver. Consulta los eventos que tendrán lugar en estas fechas vacacionales, que sin duda serán muchos pues no somos los únicos que nos quedamos en casa.

vacaciones ciudad 1

– Museos: Este es buen momento para aprovechar y aprender. Ir a exposiciones no significa que nos vamos a aburrir. Este tipo de lugares se han vuelto divertidos e interactivos para que el número de visitantes aumente y las personas que acudan a ellos salgan más cultivadas y con una sonrisa en la boca.

– Cine y tardes de película: Con tanto trabajo y estudio, seguramente nos hemos perdido de los mejores estrenos del Séptimo Arte y es tiempo de verlos todos. La primer parada es el cine, antes de que esa película que tanto queremos ver desaparezca de cartelera. La segunda es en casa. Una buena idea es juntarnos con amigos o en pareja, y organizar un maratón de pelis, con todo y dulces, palomitas y refrescos.

vacaciones ciudad 3

– Aprovechar la naturaleza: Si tenemos algún lugar cercano a las afueras de la ciudad donde podamos acampar o hacer deportes extremos, no hay que dudarlo y hay que ir. No solamente nos divertiremos, además podremos conocer las maravillas naturales que rodean nuestra ciudad tan caótica.