Seleccionar página

En las últimas tres semanas se logró liquidar a cuatro mil trabajadores de la naviera Oceanografía, sin embargo la empresa tiene una deuda de 14 mil 394 millones de pesos, informó el director general del SAE, Héctor Orozco Fernández.

oceanografia adeudo
Al reunirse con integrantes de la Comisión de Investigación de Oceanografía de la Cámara de Diputados, mencionó que la compañía solamente cuenta con mil 500 empleados, entre trabajadores de “mar adentro” y administrativos.

Además no tiene posibilidades de competir por alguna licitación con Petróleos Mexicanos; “desde el momento en que se aseguró a esa empresa no se ha celebrado un solo contrato con Pemex”.

Orozco Flores destacó que la ley exige al Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) actuar como un “administrador diligente” y que por ello luchó para que Oceanografía pudiera participar en licitaciones.

“Sin embargo y a pesar de que hoy el juez ha determinado provisionalmente que la inhabilitación queda suspendida, la realidad es que las condiciones de la empresa, financieras y fiscales, no le permiten reunir los requisitos que Pemex le exige a sus proveedores”.

Durante su intervención comentó que a la fecha existen 204 acreedores reconocidos con 245 créditos y el adeudo reconocido es de 14 mil 394 millones de pesos, y que las medidas cautelares dictaminadas por el gobierno federal a través del SAE han dado certidumbre a los acreedores, quienes pueden acudir al concurso mercantil.

El titular de Servicio de Administración y Enajenación de Bienes recordó que la empresa se encontraba en una situación de insolvencia e incumplimiento generalizado de sus obligaciones y que incluso adeudaba tres meses de sueldo a algunos de sus trabajadores.

Orozco Fernández sostuvo que de no haber actuado para intervenir a la empresa, se pudo afectar la producción petrolera. Ahora el deber del SAE es evitar el deterioro financiero de Oceanografía, no sólo para mantenerla en operación, sino para no afectar a otras empresas.

En ese sentido señaló que “el futuro de la empresa está francamente comprometido” porque 95 por ciento de sus recursos provienen de contratos sostenidos con Pemex. “Era necesario en la inmediatez tomar medidas para asegurar embarcaciones en aguas nacionales”.

(ntx)