Seleccionar página

A partir del primero de abril, el 50 por ciento de la zona económica B de los salarios mínimos, que incluye a los estados de Chiapas, Oaxaca y Guerrero, se homologarán al ingreso de la zona económica A, anunció el secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida.

navarrete prida

Durante el anuncio del Programa de Apoyo al Empleo y Capacitación en el Sur del País, que realizó en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, el presidente Enrique Peña Nieto, el secretario advirtió que este es un principio de justicia, que se ha perseguido desde hace más de 98 años.

La homologación de las zonas geográficas del salario mínimo, permitirá a los trabajadores de estas tres entidades ganar más, y garantizará un “piso parejo” del cual partir para construir un salario digno para las familias mexicanas.

Este Programa, en el que el gobierno federal invertirá 127 millones de pesos para apoyar a 35 mil personas con becas, en su mayoría jóvenes, es un primer paso concreto en cumplimiento al anuncio que hizo el presidente Peña el 27 de noviembre de 2014, para apoyar a comunidades que enfrentan rezagos e implica medidas profundas y complejas.

Detalló que el programa para el sur del país, incluye el apoyo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que aportará cerca de siete millones de pesos, mientras el Infonacot aportará 415 millones en créditos a tasas accesibles para fomentar la creación o consolidación de empresas que impulsen el trabajo formal.

La estrategia dará prioridad a la capacitación a jóvenes de entre 15 y 30 años, porque en la región, ocho de cada 10 jóvenes trabajan en la informalidad.

Este problema está ligado también a la escasa escolaridad que en promedio tiene la población en estos estados y los altos índices de informalidad laboral que alcanzan 79.6 por ciento en Oaxaca; 79.5 por ciento en Guerrero y 78.6 por ciento en Chiapas.

Además, en el sur del país, la mitad de la población percibe entre uno y dos salarios mínimos, mientras el promedio de ingreso de la población ocupada es de tres mil 368 pesos mensuales, contra cinco mil 126 pesos mensuales en promedio nacional, lo cual muestra la necesidad de apoyar el empleo formal en la zona.

(ntx)