Seleccionar página

Decretar viene del latín “decretare” y significa darle poder a una persona o institución. En el caso de la metafísica, decretar es usar el poder de tu palabra para obtener los resultados que deseas. Pero, ¿cómo funciona?.

pensamiento

Tienen relación los pensamientos, palabras y obras, es decir, a través de la palabra apoyamos lo que pensamos, muchas veces sin saber que nuestro subconsciente no sabe de bromas y que cuando decimos algo lo toma como una verdad absoluta y hace todo lo posible para materializarlo.

Es por esto que debemos estar muy pendientes de lo que decimos. Nuestra palabra es ley, se nos dice: pide y se te dará, y esto es real. Por ejemplo: queremos dinero pero sólo hablamos de pobreza, carencia y de austeridad. Alguien que quiere salud habla de enfermedades, síntomas y achaques. Al pedir amor, hablamos de cómo no hay buenas parejas o de lo difícil que es encontrar a alguien que valga la pena. Por eso aquí te recomendamos lo siguiente:

smiley-face-on-beach

1.Piensa y habla en positivo: Se debe poner atención en una mente programada en negativo, ya que la palabra “no” es convertida en el inconsciente por un “sí”, es decir, al expresar “yo ya no me enfermo”, es igual a “yo me enfermo todo el tiempo”. Si dices “no quiero más pobreza” la mente escuchará “quiero más pobreza”. Haz tus decretos en forma positiva, como “quiero riqueza”. Afirma lo que SÍ deseas, no lo que NO quieres.

2.Elige para quién es el decreto: El poder de la palabra se extiende con tus semejantes, por eso debes elegir a quién va destinada la afirmación, puede ser para ti, para un hijo o un amigo. Decretar es el buen decir, que es igual a bendecir y si recordamos que lo que doy me es devuelto, multiplicado y que lo que siembro cosecho, el bendecir es una forma de cosechar.

miedo-al-exito

3.Cuanto más breves y sencillas son las afirmaciones, más eficaces resultan. Ser concreto y específico ayuda a lograr con mayor facilidad lo que desees con fe. Una afirmación es una expresión clara que contiene un fuerte sentimiento. Mientras más sentimiento tenga, más intensamente se graba en tu mente.

4.Sé agradecido. Además de pedir, es importante dar las gracias por lo que ya tienes. Esto abre las puertas de la prosperidad, dar gracias es la forma más grande de fe, pues antes de tener o ver algo realizado, lo estás dando por hecho.

5.Escríbelo y léelo una y otra vez. Escribir conecta a tu mente inconsciente con la realidad de la vida cotidiana. Haz una lista de lo que deseas decretar y léela frecuentemente en voz alta, con la emoción de que ya es un hecho.

lista-propositos-nuevo-ano-590ms122710

6.Visualiza siempre lo que deseas. Toma algunos minutos varias veces al día para visualizar tu deseo, sin dejar de sentir que ya es un hecho. Mientras lo ves en tu mente, decreta que ya se concederá.

tutorial-exito-personal1

7.Pide con fe. Elimina de tu mente la idea de que todo se consigue con un gran esfuerzo y lucha, y quítate la culpa de tener lo que quieres. Ponle “emoción” a tu decreto, en verdad créetelo y no pienses en imposibles.

exito-mlm

8.Confía y muévete. No te aferres a un solo resultado, tal vez se cumpla lo que deseas pero en una diferente forma a la que te imaginabas. No te desanimes si no ocurre de la noche a la mañana, no es magia; pero sigue realizando acciones que te puedan llevar a eso que quieres.

¿Qué esperas? Pon en práctica estos sencillos pasos, no tienes nada que perder pero sí mucho por ganar.