Seleccionar página

Pensar en ir a la universidad podría parecer aterrador, pero no tiene porque ser así. Es un paso muy importante hacia nuestro futuro y obviamente deberíamos hacer todo lo posible para que la experiencia sea lo mejor.

primer dia universidad

Una vez que ya pasamos por el proceso de escoger una carrera y la universidad donde estudiar, el cual seguramente fue un poco largo, indeciso y desgastante, llega por fin el primer día de ir formalmente a la universidad.

El primer día de clases es un gran reto, pero no hay que morir en el intento. Seguramente, hemos escuchado miles de leyendas urbanas sobre la universidad, el campus, la vida del estudiante, los exámenes, las becas, etc., y ha llegado el momento de vivir esta experiencia por nosotros mismos.

Lo más seguro es que experimentemos un poco de ansiedad la noche anterior pensando en las posibles bromas que sufriremos, en si encontraremos o no amigos, en si daremos una buena imagen, pero lo que menos pensamos es que ese primer día debe de ser una exploración.

A continuación, algunos consejos para esos primeros días en la universidad:

– Dar una vuelta por el campus: A diferencia de la preparatoria, una universidad es más grande que aquel plantel, por eso merece la pena que nos familiaricemos con el campus y sus distintas áreas.

– No faltar los primeros días: Los primeros días de clase suelen dedicarse a introducciones y presentaciones, algo que puede resultar un poco aburrido y monótono; sin embargo, no hay que cometer el error de ausentarse. Es precisamente en esta etapa donde se hace contacto y se conoce más gente. Si faltamos, lo más seguro es que cuando nos incorporemos ya estarán hechos los grupos y puede que nos sintamos un poco aislados.

primer dia universidad2

– Involucrarse en actividades universitarias: La universidad es mucho más que clases y exámenes. La universidad es todo un concepto que ofrece múltiples posibilidades de desarrollo tanto académico como personal. Lo mejor es informarse sobre los diferentes proyectos, grupos y asociaciones universitarias que se desarrollan; con mucha probabilidad habrá alguna que nos interese y se ajuste a nuestras expectativas.

– Aceptar la diversidad: Al empezar la universidad, nos encontraremos personas de todas las edades, razas, nacionalidades e ideologías. No hay que juzgar a nadie y tratar de aprender lo máximo posible de los demás. Esto nos enriquecerá a nivel cultural y, sin duda, nos hará madurar como personas.